2-De Argentina a Japón

El itinerario era: Ezeiza a México DF, con 16hs de escala. Luego un avión a Monterrey y de allí a Tokio. El primer tramo hermoso, veníamos sin dormir mucho así que nos desmayamos, intentamos cantar una canción en grupo (invocando gente por medio del chat inter-asiento que permite el avión) pero las repuestas fueron muy tímidas.
Llegamos a México y ya sabíamos que nuestro vuelo a Japón estaba demorado, en la cinta esperando las mochilas, se acercó una empleada de Aeroméxico y nos dio vouchers de alojamiento, desayuno, almuerzo y cena por el retraso. Eran las 7am aproximadamente, así que nosotros felizmente nos trasladamos, sin costo, al hotel. Llegamos y dejamos las mochilas en recepción porque no estaba el cuarto listo y nos sentamos a deglutir el desayuno buffet que nos ofrecieron.


Ya teníamos cita con Lalo, un amigo de Martín que vivió en BsAs y ahora vivía en DF. Nos buscó y fuimos a recorrer la cuidad: templo, parques, calles. Almorzamos con él y dimos otra vuelta hasta que nos dejó solos porque tenía otro compromiso. Nos quedamos en una zona linda y después de una horita de caminata estábamos tomando una cervecita y un tequila.
Subimos una foto a Instagram y ya estábamos pensando en volver al hotel (que quedaba lejos del centro pero cerca del aeropuerto) a disfrutar de nuestra cena gratis y dormir un rato antes del vuelo que salía a las 6 am.img_4697
Pero tuvimos un muy lindo imprevisto, nos chateó la Nati Brasilera. Nathalia Oliveira es una brasilera que estuvo viviendo en rosario y la conocíamos allá en un finde largo que fuimos con los chicos. Claro, vio la ubicación de nuestra foto y nos puso: “vivo a 5 cuadras, vengan”.
Nos importó poco la cena gratis, bah, preferíamos conocer gente y dar una vuelta por México antes que ir al hotel. Así que caminamos hasta su casa, que comparte con 10 extranjeros, todos muy buena onda. Compramos unas cervezas y unos tacos, nos divertimos entre todos y nos fuimos a un barcito con nombre de Vaca o Toro, creo que era. Bailoteamos un rato y ya nos teníamos que ir, pedimos un Uber (aprendimos lo que es, y es fantástico: taxi que lo solicitas por app y lo pagas con tarjeta, es muy seguro y mucho más barato) y nos fuimos al hotel. Cuando llegamos pedimos nuestra habitación y simplemente estuvimos allí 1 hora jaja, solamente nos bañamos y nos fuimos al Aeropuerto. Nada importante para contar hasta la llegada a Tokio.
Una maravillosa forma de comenzar el viaje: 24 hs en México con amigos haciendo de guías turísticos y comidas, ducha y cama gratis.
Y ES SOLO EL COMIENZO, no saben desde donde estoy escribiendo este post. Estoy dos meses adelantado de lo que estoy posteando, pero estoy en Eyes Lanta Again en la isla de Koh Lanta, Tailandia; ya van a leer mucho sobre este lugar y su dueña Aom!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s