5-DesAventuras en Taman Negara

Al dejar Kuala Lumpur, decidimos viajar a Taman Negara, un bosque lluvioso o rainforest que nos atrajo. Es muy difícil conseguir buena información sobre traslados, horarios, disponibilidad, etc. Entonces, después de varias consultas y algunos googleos, nos pusimos las mochilas y nos fuimos a una estación de colectivos (hay muchísimas, todas pequeñas) pero llegamos y nos dijeron que no había mas asientos disponibles para ese día, quisimos reservar el de la mañana siguiente y no nos dejaron, había que ir al otro día en persona. Buscamos otro hostel baratito y nos fuimos a dormir ahí, al otro día salíamos a las 8am. Laureano Mendez venía desde Bali a encontrarse con nosotros, llegaba ese día a la 1am y tenía un hostel reservado. Entonces nos encontramos en la parada de colectivos esa mañana y nos fuimos para Taman Negara. En realidad ya sabíamos que llegábamos a un pueblo y después había dos opciones, tomarse un bus local o ir en barquito disfrutando el paisaje del río. Decidimos tomar la opción del barco para hacer un poquito de DCIM102GOPROGOPR4258.aventura/tour. Teníamos una hora de espera así que nos fuimos a hacer compras a un mercado porque nos habían dicho dijeron que en el pueblito donde íbamos a dormir era todo muy muy caro. Nos aprovisionamos bien y nos metimos en el barco. Llegamos, elegimos lugar donde dormir (había una sola opción bien barata, pero estaba muy buena) teníamos un cuarto para los cuatro, recapitulando éramos: Martín, Agustín, Laureano y Santiago.
Cual era el plan?: la mañana siguiente íbamos a cruzar el río con un taxi boat para meternos dentro del parque nacional, teníamos que hacer un trekking y a la tardecita llegábamos a un refugio que tenía solamente unos banquitos donde cada uno dormía con su bolsa de dormir (cosa que no teníamos) pero mentalmente estábamos preparados y teníamos buenas provisiones. Esa misma noche estábamos charlando con un malayo que dijo que venía con nosotros, OK eramos 5.

Nos levantamos, dejamos las mochilas en el tmn_locationmap2cuarto del malayo y llevamos con Tincho mochilas chicas y Lau y Agus llevaron sus mochilas grandes pero con pocas cosas. Vimos el mapa (vean la foto, nosotros estábamos en el punto 1) y teníamos 2 opciones: hacer un camino de 3,8km aproximadamente hasta el refugio (punto 8) o ir el punto 20 y hacer la vuelta hasta el refugio caminando en total unos 20km y recorriendo un par de lugares lindos en el camino. Claramente optamos por la mayor aventura y siendo las 11 arrancamos a hacer los 20km. A los 2km había unos puentes colgantes y estuvimos paveando ahí mucho tiempo. Realmente los carteles indicativos no coincidían con la realidad, porque se contradecían o las distancias no eran reales, etc. Sin embargo el camino era muy complejo, subidas y bajadas empinadas, sendero mal marcado, mucho barro, etc.  Paveando en los puentes y parada porque “nos sobraba tiempo”:

DCIM100GOPRO DCIM102GOPROG0494422. DCIM100GOPRO

Lo lindo fue cuando empezó a llover, al principio, estábamos contentos porque hacía mucho calor pero el terreno se puso muy resbaladizo y tratando de cubrir las mochilas nos demorábamos cada vez mas y ya se nos hacía tarde para llegar. Nos empezamos a desesperar porque ese camino de noche era totalmente imposible, aunque llevábamos linternas, iba a ser una locura, así que estábamos a las puteadas, decidimos que no íbamos a almorzar y apurábamos al que se quedaba atrás. Lo apurábamos a Agustín Jamaica Gallucci por su afamada paz al caminar y el malayito que nos hizo parir. Le dolía la pierna y nos pedía agua, se perdió dos veces 😒, y estaba emocionalmente flojito pero lo alentábamos en inglés y puteábamos en castellano jaja, culpamos al estrés de la situación. Pero de un momento a otro lo empezamos a amar jajaja. Como es la historia?: con la lluvia empezaron a salir sanguijuelas, parecidas a las babosas pero mas chiquitas y con dos cabezas que van trepando muy rápido y se te prenden a la piel para chuparte la sangre. Hay dos formas de sacártelas, con la mano arrancándolas o con sal. Resulta que el malayito tenia sal, lo que fue un golazo, porque si le tiras sal encima se van solas sin dejarte la marca ni sangre chorreando (si pasa cuando las sacas solamente con la mano). Entonces iba y venia el paquete de medio kilo de sal.
El problema era que no podíamos avanzar en la caminata, porque hacíamos 2 metros y teníamos que frenar a sacar las sanguijuelas. Nos empezamos a desesperar en serio, ya sabíamos que al refugio donde íbamos a dormir no llegábamos y teníamos que llegar a otro que estaba cerrado y buscar alguna solución ahí. Nos encontramos dos hermanos que estaban en la misma situación, se unieron a nuestra caminata y ya eramos 7 los desesperados. Resulta que llegamos al refugio, nos terminamos de sacar las ultimas sanguijuelas que nos quedaban y en el rio vimos a un pescador con su bote, le hicimos unas señas para que se acerque. Se arrimó y le pedimos que nos lleve al pueblo en su “canoa grande”, ahí comenzó la negociación y terminamos acordando un buen precio. Nos subimos los 7 y el bote estaba al ras del agua, encima con toda la lluvia estaba muy movido, así que fue un rafting más o menos.

VEAN LAS FOTOS ABAJO

En fin, llegamos sanos y salvo con una hermosa aventura selvática pero con todo mojado! Pedimos una nueva habitación en el hostel, pusimos a secar la ropa y a descansar. Para que vean el dramatismo que hubo, lean lo que el Malayo me escribió en Couchsurfing:

“Meeting Santiago and his friends is a crazy coincidence. Had I remained shy and not initiated the conversations over some “cigarras’ attack in the hostel we stayed in the rain forest reserves in Malaysia, I would have never known how cool this guy is. I learnt a lot about Argentina from our first night staying together at the hostel. I shared with him a little bit of current affairs and nature spots about Malaysia and China in return, and I cannot wait for him to explore my ‘territory’! The next day, I did the most exciting trek of 2016 with his group thus far, it was pretty adventurous as the weather wasn’t on our side and we were trapped in the rain forest with the clock against us to find the safe shelter to stay the night. I was very out of practice in trekking after such a long time and Santiago has helped me a lot and selflessly shared with me his water supply, constantly motivated me to keep going. It was a pity that we didn’t manage to finish it as the weather was really bad and we had no chance to beat the leeches but what a day it was! I’m sure he’s got many crazy photos of me and us in his GoPros and I cannot wait to have a look at them. I may have only spent 2 days with him, but it’s during the tough times and the crisis that we can see through friendships and someone’s character, and I can safely say that it’s a privilege for me to have met Santiago, Agustin, Martin and Laureano and I’m also very proud to call them friends, especially you, Santiago. Have fun travelling in Malaysia and I’d be very happy to help out with any information to make the most of your time in South-East Asia and China, just like I’m positive that you’d do the same for me in Argentina! Hope our paths would cross again soon, and mi casa es tu casa, amigo”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s