13-Y llegó la Full Moon Party :)

 

Pocas cosas a lo largo del viaje fueron planeadas con fechas fijas, diría que casi ninguna, pero la Full Moon Party tocaba el 23 de febrero y teniamos que estar ahí. Como todos los alojamientos están llenos para esa fecha, en muchos lugares te piden que te quedes mínimo 4 días, por lo que fuimos un par de noches antes de LA noche. Como leyeron en el post anterior, con Tincho noa demoramos un día más que Lau y Marian, así que llegamos y ya estaban instalado. Estábamos parando en un bungalow lindo, pero como siempre durmiendo los 4 en una sola cama, esta vez muy cómoda! La primer noche salimos de joda, estuvo bastante lindo! Entradita en calor! Al otro día nos alquilamos unas motitos para ir a recorrer la isla, hicimos un poco de nudismo en unas playas que no había casi nadie, estuvimos jugando en unas hamacas gigantes amarradas a una palmera y nadamos mucho.

Después tuvimos un pequeño incidente, nos metimos a un viewpoint que quedaba en la montaña por un camino horrible para las motos que teníamos. Cuando estábamos volviendo por una calle muy empinada de tierra arenosa, a Marian se le patina la moto y se cae, iba re despacio pero se raspó todo el brazo y con una piedra se cortó profundo el codo. Por suerte habíamos alquilado solo 3 motos para los 4 porque con Tincho compartíamos, entonces volvimos manejando hasta el bungalow. Llamamos a Assist Card y nos derivaron a una clínica a 6 cuadras, para allá nos fuimos. Primero hicieron las preguntas de diagnóstico y después una señora grande con pelo fuscia y pinta de loca empezó a escribir y dibujar en un papel las lastimaduras que tenía nuestro amigo, mientras tanto había una enfermera jovencita que hacía chistes y charlabamos, realmente se pasó rápido. Lo feo vino cuando empezaron a limpiarle las heridas sin anestesia pero se la re bancó, después si fue anestesia en el codo y unos 3 puntos de sutura.

Les pedimos unos artículos clínicos de regalo y con una cordial despedida nos fuimos con algunos guantes, barbijos, etc a cenar con los chicos.
Es noche había dos opciones de fiesta: quedarse en la playa y bailar en la previa latina (es un lugar al aire libre que ponen música latina y esta lleno de sudamericanos) o ir a la jungle party que queda en un predio en el medio de la isla. La Jungle salía USD 3 el taxi, USD 18 la entrada y la vuelta nos dijeron que te cobraban unos USD 12 los taxis aprovechándose de que si o si tenías que volver de ahí, por lo cual estaba totalmente descartada. Nos fuimos a la previa latina y empezamos a bailotear intensamente, y después recorríamos las calles en busca de cerveza barata y diversión con la gente, ese era el itinerario. El problema fue cuando empezamos a encontrarnos con conocidos que vimos en otros lugares y todos iban para la jungle party, nos empezaron a dar muchas ganas de ir, salvo a Marian que por el brazo no quería. Ideamos un plan brillante: agarrar una moto e ir los 3 (yo manejando ya que había tomado un vaso de cerveza), llevar 20 baths cada uno e intentar entrar gratis. Eso fue lo que hicimos, empezamos a seguir a un taxi porque no sabíamos como llegar y estabamos cantando y los que iban en el taxi (camionetitas con asientos en la parte abierta de atrás) iban gritando y nos saludaban, nos sacaban fotos y les charlabamos, muy divertido. Llegamos a la fiesta y estuvimos 20 minutos chequeando la entrada e ideando el plan de ingreso, cuando se armó un poco de tumulto entramos haciéndonos los poseedores de entrada y pasamos, menos Lau que lo engancharon. Entonces le pidió a uno que estaba adentro que haga lío para distraer, en cuanto empezó a gritar, pasó por abajo de una vallita. Ya está! Estábamos adentro y habíamos cumplido los objetivos, fuimos a bailar pero la música era horrible y era un ambiente que no nos gustaba mucho, asique vimos los shows de fuegos, bailamos un poquito más y nos volvimos.

En el camino de vuelta nos frenó la Policia, era obvio que estaban buscando drogas para pdoer sacarte un soborno, porque en esa fiesta hay demasiada droga y aparte los mismos thais te pfrecen todo el tiempo a la salida. Hicieron que vaciemos lo bolsillos y cuando vieron que lo único que teníamos eran 20 baths cada uno, un par de guantes de látex y barbijos, ni siquiera nos miraron y se dieron vuelta. Nosotros nos cagamos de risa y nos imaginamos que estabamos listos para seguir, guardamos las cosas y seguimos viaje. Llegamos nuevamente a la previa latina y para nuestro lindo asombro, estaba el Refi todavía ahí. Había unos cordobeses pasando música, que conocimos unos días atrás, y se quedó con ellos sentado tranqui por el brazo (nadie se lo podía golpear). Meta bailongo transcurrió la noche!

Día siguiente, nos levantamos y fuimos a negociar el arreglo de la moto, por suerte los chicos pudieron arreglar el espejo retrovisor que estaba roto, pero estaba muy rayada. Para devolverla estuvimos una horita negociando el precio, no pudimos llegar a un arreglo muy favorable pero bueno, no quedaba otra. De ahí nos fuimos a la playa y nos tiramos una siestita para estar con todas las pilas. Cerca de las 8 nos empezamos a alistar y a las 9pm estábamos los cinco, los cuatro de siempre y se sumó Gabo (que lo conocimos haciendo dedo y después volvimos a verlo en esta isla), nos fuimos a comprar una cerveza y un Pad Thai callejero: es la comida popular y barata por excelencia, son fideos con brotes de soja, huevo, tofu y algunos condimientos como maní picado y lima, y generalmente con pollo. En ese momento dijimos “son las 9, tenemos 12hs de fiesta, no podemos volver antes de las 9am” y otro objetivo fue “tenemos que estar juntos” y así fue, volvimos entre las 10 y las 11 depende en que equipo venía cada uno y estuvimos juntos casi todo el tiempo, nos separábamos pero rápidamente nos encontrabamos.
Esas 12 hs fueron de extremo regocijo, salimos con atuendos y juguetes acordes al nivel de festejo que se merecía esa fiesta! Como es la full moon party? Es una playa donde hay 30.000 o 40.000 personas todas pintadas de colores y meta baile. Pero las calles aledañas donde se compra comida y bebida están repletas de gente todo el tiempo. Y en la playa hay unos 4 o 5 escenarios grandes y cada uno con su música. Nosotros entonces estábamos entre la previa latina y el escenario que quedaba justo en frente, íbamos y veníamos en ese trayecto y también salíamos a las calles a cantar y pasear. Fue una noche única! Como siempre digo, estos tipos de eventos masivos son increíbles por la excitación que causan en la gente y la atmósfera que se genera! Porque nadie tiene mala onda y somos todos amigos de todos, en ese contexto se viven cosas increíbles. Tan hermoso fue que un mes después volvimos para la misma fiesta, ya van a poder leer ese posteo.
El día después fue de puras risas y compratir la noche vivida! Empezamos a recapitular todo lo vivido y nos cagamos de risa! Estaba nublado y estuvo lloviendo por lo que paseamos un rato en busca de fotos y vídeos de la noche anterior porque ninguno salió con cámara de foto! Nos encontramos a varios conocidos, charlamos, encontramos las fotos y después nos fuimos a matear a la playa.
Eso fue todo en Koh Phagnan y la fantástica full moon.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s