17-Viviendo como locales en Lanta Again

Llegamos a Lanta en el ferry y nos estaba esperando Aom en el puerto! Nos llevó a su complejo y nos instalamos. Ella es dueña de 4 bungalows para alquilar y un quinto que es su casa. Cada bungalow tiene una cama matrimonial grande, aire acondicionado y un sofá que se hace cama, así que los tres entrábamos genial. Felices de tener camas muy cómodas y aire acondicionado, algo que no tuvimos durante más de dos meses. Además tiene una pileta con una vista increíble al mar y un barcito pequeño que lo trabaja un amigo de ella. También hay una recepción con sillones, mesas, una cocina (que es su cocina en realidad) y un cuartito con 3 camas. Solo hay wifi en la zona de la recepción, los bungalows no tienen.
En un bungalow chiquito viven Sou y Tima, una pareja de Birmanos que se encargan de la limpieza y orden de todo el lugar, y también vive el hermano menor de Sou.

img_7030-1
De izquierda a derecha: Sou, Tima, Poo

Transitoriamente, en el cuartito pequeño, viven de la recepción 3 personas: Poo, Tiger y Glam. Ellos 3 están trabajando en unos arreglos de un bungalow y también en la construcción de un pequeñísimo consultorio dental que Aom va a abrir. Le decimos los obreros pero con distinciones: Glam es el “maestro mayor de obra”, Tiger se encarga de los mandados y Poo es el chofer.Puede tener el contacto en Facebook buscando: Eyes Lanta Again. Si van a Lanta, no duden en disfrutar del ambiente único en la casa de Aom. https://www.facebook.com/Eyes-Lanta-Again-460680167447359/?fref=ts

 

Entonces llegamos y nos instalamos, era un lujo para nosotros. Nos juntamos cerca de las 8 y fuimos a cenar a un restaurante con los 3 obreros y Aom. DCIM100GOPROGOPR0571.Comimos excelente! Bien a lo thai: se pide un arroz para cada uno y después varios platos que se comparten. Comimos de todo un poco y muy abundante. De postre trajeron ananá y mango sticky rice, es mango cortado con una especie de arroz con leche pero con leche de coco, es un manjar. Aom nos explicó que eso fue cortesía del restaurant. Quisimos pagar pero no nos dejó, fuimos hasta la caja pero ella le dijo que no nos acepte el dinero, entonces negociamos pagar las cervezas futuras. Bien llenitos nos fuimos a la playa que queda a 3 cuadras y nos sentamos en Why Not bar a escuchar música en vivo. Todos se pidieron algo para tomar y nosotros pagamos esa cuenta. Fueron momentos muy lindos y muy cargados de emociones lindas! Estábamos compartiendo una mesita con los locales, con los cuales estábamos conviviendo mientras escuchábamos canciones espectaculares en vivo, porque el músico es un genio.

Vean el videito en el siguiente link: https://www.instagram.com/p/BC9bnD_zIwY/?taken-by=laureanomendezUntitled

Después hubo show de fuegos y de nuevo la música en vivo, a mí casi se me escapan unas lágrimas de alegría y asombro del lugar y con las personas que estábamos, que nos abrieron las puertas y fueron muy serviciales todo el tiempo.

Al día siguiente nos levantamos y a partir de ese día, todos los desayunos fueron increíbles, uno mejor que el otro, si no me creen vean las fotos. Licuado, tostadas, café de máquina de bar que aprendimos a usar, huevos revueltos, etc. Queríamos aprovechar estos días para borrar y subir las fotos a dropbox de todo el viaje y empezar con este blog. Entonces, como solo hay internet en la recepción, estábamos todo el día ahí sentados y charlábamos con los obreros y los birmanos cada vez que aparecían. Dije charlábamos, pero en realidad nos comunicábamos por señas y alguna palabra como good, ok y el siempre presente lenguaje coroporal. Era muy lindo estar ahí y ver las cosas que hacían, como se comunicaban, etc y sobretodo compartir, a pesar de la barrera del lenguaje!
Ese día Aom nos llevó a conocer el consultorio que estaba haciendo y fuimos al Old Town a almorzar. Entramos a una casa de familia y la atravesamos completa, y al final de todo había un deck de madera sobre el río con mesas, o sea, un restaurant. Solo fuimos con Poo que estaba oficiando de chofer ese día. Comimos un pescado crocante con ajo, un massaman curry, una ensalada de papaya, todo estaba increíble!
De ahí nos fuimos a tomar un cafecito a un lugar de café y artesanías muy lindo, donde pasaban música de fondo en español muy muy placentera.

Le dijimos a Aom que nos recomiende un lugar de maajes Thai y nos llevó de pasada a la vuelta, así lo conocíamos. Ahí las chicas de masajes se reían y cuchicheaban con Aom y nos hicieron masajes 2 minutos a cada uno, era como un tentempié.
Esa tarde hicimos el workout y cuando fuimos a la recepción, Aom tenía cocinados unos fideos con tinta y pedazos de calamar, y una sopa de ostras.IMG_6904 Nos preguntó si queríamos comer y le dijimos que sí, pero nunca entendimos si lo había cocinado para nosotros o era para ellos y nos lo dio, va a ser siempre una incertidumbre. Lo que pasa también, es que la forma en que transcurre una cena o almuerzo es totalmente distinta a la nuestra; ellos tienen cada uno su arroz y después comparten el plato que se cocinó, ya sea sopa o mix de verduras o carnes, etc. Y van comiendo de a poco, cuando crees que no comen más, capaz que uno se levanta y cocina algo mas y siguen comiendo. Es muy raro. Pero bueno, como teníamos esa duda les preguntamos si querían que compremos algo en el 7 eleven (cadena de minimercados que esta en todas partes de Asia) y nos dijeron que si, unas papas fritas y una cerveza. Les terminamos comprando un par de cervezas, unas papas y un chocolate para Aom. Había dos chicas en un bungalow y se sumaron a la cerveceada. Ese día era half moon party en un barcito y decidimos ir con las chicas a probar suerte, pero nosotros no queríamos pagar un taxi hasta allá, entonces nos ofrecieron que usemos su moto y vayamos nosotros 3 y ellas se pagaban un taxi. Nos vino bárbara la propuesta pero Aom nos dijo que no había taxi, asique tuvimos una contraoferta mucho mejor: Aom me prestó el auto. Así fue como manejando con el volante en el lado derecho, nos subimos los 5 y arrancamos; las chicas pagaron la nafta y llegamos al barcito.

El bar en la playa esta buenísimo pero la fiesta una cagada, era música electrónica in-bailable y poca gente, pero la aventura del auto lo había echo genial. Estuvimos un rato y nos fuimos a dormir.
Al otro día nos levantamos a las 8 para desayunar con Aom porque sabíamos que ella se iba a Krabi a hacer unos trámites y volvía al otro día a la noche. Nos dejó encargado el manejo de los bungalow por si llegaba gente. ¿Que significaba? Solo teníamos que charlar y decirle los precios si aparecía alguien, luego Sou y Tima los llevarían a mostrar el bungalow, y teníamos que cobrarle a los que se fueran. Entonces ahí estábamos de managers por dos días porque el resto no hablaba nada de inglés. Antes de irse nos trajeron una moto que Aom alquiló para que nos podamos mover por la isla, pero le exigimos que nosotros la pagábamos.
Ese día nos fuimos en las motos al puerto, donde estaban los mejores supermercados y tiendas. Averiguamos todo para imprimir unas fotos y darle un regalo a Aom cuando nos vayamos y también compramos cosas para los próximos días.
Esa noche hicimos unos pollitos con cebolla y huevo, y le agregamos unos fideos que estaban en la heladera y se iban a poner feos.

Día siguiente desayuno furioso y le cobramos a las chicas que se iban. Estuvimos todo el día con el blog. Aom llegó esa noche.
Al otro día temprano desayunamos unos pollos con arroz y un mix de arroces dulces (uno con coco, otro con banana y el tercero con huevo y azúcar) cortesía de Aom, más un licuado y cafecito. A la tarde fuimos a un mercado y compramos pescados, frutas y verduras. Volvimos a la casa y nos enseñó a hacer curry verde, también limpiamos un pescado grande, lo cortamos y lo pusimos en aluminio con manteca y ajo, a la parrilla! Tiramos unas zanahorias y cebollas en aluminio y pusimos morrón con huevo. Que mejor que esa cena? La de la noche siguiente y la posterior, también.

Te cuento que hacía Aom, cuando nos veía que nos gustaba algo, ella nos compraba lo mismo. Por ejemplo, un día compramos una papaya y bananas para hacer licuado, entonces cuando se estaba por acabar la papaya nos compró 2 más enteras y unas bananas; otro día compramos 3 ananás y ellos nos las pelaron y trozaron para que nosotros no tengamos que hacer nada y cuando se acabaron compró dos ananás mas. Igualmente era todo compartido, estaba en la heladera y ellos comían cosas que nosotros comprábamos y nosotros cosas que compraban ellos. Lo que si sucedía es que Aom nos diferenciaba del resto, casi todas las comidas compartíamos la mesa y algunas cosas pero era un menú nosotros y un menú diferente para ellos.Por ejemplo hacíamos dos pescados a la parrilla, uno para ellos y otro para nosotros; otro día nos hizo arrolladitos primavera y fish balls fritos, una salsa de massaman para mojar pancito y tiramos unas patitas de pollo a la parrilla, ellos se hicieron unos chorizos a la parrilla y unas patas de pollo también. 

Parte de la diferencia la hace por la cultura culinaria, donde ella piensa que hay cosas que no nos van a gustar tanto y entonces nos occidentaliza un poco, pero por otro lado sentíamos que nos daba más cantidad y calidad de comida a nosotros.
Un atardecer en el mar la conocímos a Arikia, una neoyorquina que hace 3 años vive en distintos lugares del mundo como escritora freelance. Ese día charlamos un poquito y le dijimos que cuando quiera pase por la recepción que estamos ahí siempre. Me dio un poco de manija para meterle más inversión en horas a este blog! Gracias!
Al otro día vino a mediodía, nosotros le comentamos que teníamos que ir al puerto a imprimir unas fotos y comprar un cuadro para el regalo de Aom y ella nos dijo que se prendía a ir con nosotros, nos vino al pelo porque eramos 3 y teníamos una sola moto que no se bancaba 3 personas. Ella trajo su moto y fuimos dos y dos. Hicimos las compras necesarias, imprimimos las fotos y contentos fuimos a comer un chicken curry a long beach donde estuvimos la primera vez en esta isla.
Esa noche estábamos decidiendo si al otro día íbamos a la full moon party, no teníamos comprado ningún ticket para llegar hasta allá y había algunas indecisiones. Por lo pronto solo decidimos que a las 8:30 íbamos a desayunar con Aom,  pero yo me iba a pescar con We a las 5:30 esperando volver para las 8:30. Cenamos un pescado que hicimos a la plancha y ellos hicieron un pescado distinto a la parrilla y nos imitaron poniendo zanahorias y cebollas a la parrilla en aluminio. También pusimos alguna patita de pollo y una salsa de massaman para darle un gustito. Estaba un amigo de Aom que vino de Bangkok para trabajar con ella en el consultorio, vino por dos días y cenó con nosotros, también estaba una amiga que la vino a visitar, es una de las que estuvo en el casamiento que asistimos con tincho. Le dimos el cuadro a Aom y todo fue jolgorio. Dejamos las mochilas listas por si nos íbamos a la full moon y a dormir.

La mañana siguiente me levanté a las 5 am, pasé a comprarme la siempre presente leche de soja y un turroncito de semillas de sésamo, desayuné en la playa mientras lo esperaba a We, todavía era de noche. We es un pescador local que lo vimos mientras esperábamos unos fideos que compramos, lo saludamos y como lo vimos con cañas de pescar le preguntamos si podíamos pescar algún día con él, aceptó a regañadientes pero cuando seguimos charlando resultó ser amigo de Aom entonces eso lo hizo más permeable y ella nos coordinó la cita pesquera.
La madrugada estaba hermosa, no había nadie en la playa más que esa quietud inconfundible del amanecer. Llegó We y con un kayakcito nos acercamos a su pequeñísimo bote y emprendimos el viaje, el guacho va a zona de parque nacional temprano porque los guardaparques están durmiendo, pillin.  Vimos un amanecer impecable desde el barco. Pero de pesca no hubo noticias, el mar estaba bastante movido y no pescamos nada! Según él, era luna llena y el mar estaba turbulento entonces no había peces. Así que nos volvimos rápido, y charlando me dijo que no tenía otro trabajo, solo pescaba y vendía eso, pero que pescaba una vez por día. Algunos Thai son demasiado vagos. Después voy a hacer un posteo sobre los comportamientos Thais para mayor detalle.

Volvimos a las 8am y me fui para el bungalow, Lauri ya estaba preparando el desayuno y con Tincho terminamos los últimos detalles del empaque de la mochila!
Nos encontramos en la recepción con Aom mientras preparábamos el desayuno y le dijimos que nos íbamos, nos decía que nos quedemos un día más y blabla pero le explicamos que la full moon era justo esa noche, etc. A las 9 am abrieron las agencias de viaje y fuimos a preguntar y todo estaba carísimo, un 50% más de lo que salió cuando Lauri y el Refi lo pagaron para la primer Full Moon. Entonces mientras desayunábamos le contamos a Aom y estábamos decidiendo que hacer, porque no queríamos gastar tanta plata. Ella se tenía que ir al consultorio que estaba construyendo, para charlar con el amigo que vino desde Bangkok. En el medio de nuestra charla sobre la decisión de ir o no, Lauri se fue en la moto a buscar alguna agencia más barata y al ratito sonó música en nuestros oídos: resulta que el amigo que vino de Bangkok iba hasta Surat Thani y dormía ahí para manejar hasta Bangkok al otro día. Aom le preguntó si nos podía llevar y dijo que sí, así que mejor plan IMPOSIBLE! Nosotros teníamos que ir a Surat Thani y de ahí tomarnos un cole o dedo al puerto de Donsak desde donde sale el ferry.
Ellos se fueron a tener su reunión de negocios, nosotros terminamos las mochis, nos bañamos y el chofer Poo nos llevaba hasta el consultorio y de ahí viajábamos. Mientras nosotros terminábamos las mochilas, se pusieron a lavar el auto, era como que lo tenían que tener limpio para llevarnos, son increíblemente hermosos estos muchachos.
Fuimos a la recepción con las mochis y nos empezamos a despedir de todos, nos sacamos varias fotos y le dimos a la pareja de Birmanos, Sou y Tima, unos cuantos baths de regalo, porque les queríamos dar algún presente y Aom nos dijo que lo mejor era plata porque ellos mandaban a su familia lo que podían ahorrar. Nos fuimos re contentos al sentir el cariño con el que nos saludaron y las sonrisas que nos regalaron, es que después de una semana conviviendo y compartiendo todo, se generó un vínculo muy lindo! Yo, y creo que los chicos también, nos encariñamos mucho! Eran personas demasiado buenas y serviciales, pero con vocación, no por la obligación de cumplir. Es más, en alguna charla con Aom ella nos decía que cuando empieza a trabajar con alguien no le importa si es el mejor o no en su actividad, sino que ella busca gente en la que confía, y eso se notaba!

Nos subimos al auto y Poo nos llevó hasta le consultorio. Ahí le regalé el gorro vietnamita que me había regalado Ani y fue una decisión perfecta. Apenas se bajó del auto se lo puso y tenía una cara de contento espectacular. Poo para nosotros es el más buenito, mas servicial y mas colaborador. Llegamos y la esperamos un rato a que termine de charlar y organizar el trabajo en el consultorio, cuando terminaron le dimos unas últimas fotos que habíamos impreso y le escribimos unos mensajes atrás! Se emocionó y decía que la íbamos a hacer llorar. Ahí nos despedimos, fue muy emotivo verla tan contenta.
Así culminó una etapa del viaje totalmente enriquecedora, que nos llenó el alma, y arrancó nuestro camino para la segunda full moon party, donde vamos a llenar unos vasos! Chusmeate como sigue esto!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s