26-Cambiando de país: LAOS (Camino de Huayxay A Luang Namtha)

Período del viaje: principios de Mayo 2016

En medio de la inexplicable ansiedad que se genera cuando el avión aterriza y todos se levantan para, simplemente, esperar parados hasta que abran las puertas; dos señoritas me piden que les baje las valijas. Amablemente se las paso y charlamos img_7704un ratito en su bien pronunciado inglés (cosa extraña, porque eran de aspecto Thai o asiático, según mi juicio claro). Les comenté que tenía que cruzar la frontera a Laos, me dijeron que vaya con ellas que iban al mismo lugar, imagínense mi sonrisa. Resulta que eran 4 hermanas nacidas en Laos pero desde muy chicas fueron a vivir a Estados Unidos porque su papá era aliado de USA en la guerra. Negociaron un taxi y nos subimos con destino a la frontera. Paramos a almorzar, no me dejaron pagar por mi sopa de fideos gruesos y finalmente llegamos (Comiendo deliciosos JackFruits). Hicimos migraciones y en botecito cruzamos de Tailandia a Laos, una de ellas se tuvo que quedar porque su pasaporte no tenía la validez necesaria para entrar al país. Al desembarcar nos encontramos con los tíos de ellas que las esperaban para trasladarlas hasta su casa.

Les comenté que iba a Houayxay, donde me encontraría con Tincho para seguir nuestras aventuras por Asia, pero no me dejaron ir a dedo porque dicen que nadie te levanta en Laos y menos en esa zona que hay muy poco tráfico. Me llevaron a una “parada de colectivos” y una camioneta-taxi-colectivito me depositó en el pueblo de destino, con unos golpes a la ventanilla de atrás dije con señas: “me bajo acá”; caminé 3 cuadras y me encontré con Tincho en el hostel.

En el reencuentro intercambiamos palabras por 10min y ya teníamos las mochilas al hombro, listos para hacer dedo, eran las 3:30pm: con poco tiempo diurno por delante img_7710necesitábamos transporte por unos 180km. El siempre afilado pulgar detuvo a un buen hombre que nos llevó hasta la terminal de ómnibus, sin entendernos nos bajamos y caminamos hacia la ruta a seguir el dedo, pero nos gritó y volvimos a subir a su camioneta. Esta vez nos trasladó hasta otra estación de ómnibus, nosotros volvimos a caminar a la ruta y él siguió su camino. Hicimos unos 3km hasta un cruce y allí una familia nos ofreció llevarnos 30km, aceptamos y nos bajamos en su casa, en un pueblito pequeño. A media cuadra sonaba música y gritos en el micrófono, así que nos acercamos a hacer dedo enfrente de ellos. Mientras tanto atardecía bellamente!

Como era de esperar en el Sudeste, nos invitaron a celebrar con ellos. Ya estaban todos mamados, porque empezaron los brindis a las 9am y ya eran cerca de las 6pm, hagan sus cuentas. Solo dos hablaban inglés, pero todos se hacían entender y nos divertimos mucho. Comimos un pepino gigante y tomamos alguna cervecita con hielo. Había uno que quería ir a un bulo y nos trataba de convencer de ir con él y estaba la mezcla perfecta entre Luciano Pereyra y Guillermo Coria. Ellos estaban terminando la joda, así que volvimos a la ruta a seguir con el dedo ya mirando con cariño el mullido césped al costado de la ruta para pasar la noche. Nos dijeron que a un km había un hostel y entonces ese se convirtió en nuestro próximo destino. Al rato paró un camión cargado de verduras y trepamos en el frente con las mochilas, estabamos cual sardinas enlatadas, muy apretados pero felices y era solo un kilometrito. Resulta que nuestro nuevo amigo nos podía llevar hasta Luang Namtha, nuestro pueblo objetivo, por lo que estabamos acariciando el cielo (no duro más que 900mts). Frenamos en un puestito policial donde nuestro conductor “acercó” algo de dinero a los oficiales y nos abrioó la parte de atrás del camión para tirar nuestras mochilas y viajar comodamente! Pero los “policias” le gritaron algo y no le permitieron llevarnos, por lo cual nuevamente quedamos al costado del camino.
Resulta que uno de esos seudo oficiales hablaba inglés y nos explicó que debíamos tomar el colectivo, que amablemente él lo frenaría cuando pase. El colectivo llegó pero estaba completamente lleno, entonces no nos quedó otra que dormir en el pequeño hospedaje que había allí. Durante la noche tuvimos una l
luvia zarpada con lindos truenos y relámpagos. Charlamos con el policia bilingüe mientras cenamos una noodle soup, nos dio clave de wifi de los canas. Dormimos, se cortó la luz y el aire acondicionado, truenos y lluvia: menos mal que no domrimos afuera.
Nos levantamos, tomamos una leche y caminamos hasta pasar los controles policiales para que podamos hacer dedo tranquilos. Pasó un auto y nos hizo unas señas fuera de lo común que no entendimos, pero al ratito una camioneta nos dejó subir en la caja.

Resulta que eran dos familias viajando juntas y el auto nos quizo decir que la camioneta nos iba a levantar. Eran Tailandeses de vacaciones por Laos. Frenamos todos y almorzamos en vieng phouka. El sol estaba terrible, tratamos de cubrirnos pero eso nos llevaba a la transpiración intensa, por lo que alternabamos ratos de sol y chivada.
Nos dejaron en el cruce y nos levantaron los “chinos pendejos”, unos capos. Hicimos solo 10km con ellos y nos sacamos alguna selfie a su pedido. 

Nos dejaron en Luang Namtha. Nos instalamos en Marychan hostel después de recorrer un poco. A la tardecita recorrimos las agencias para hacer el trekking y comimos en el mercadito local, hicimos un buen mix de picote:
Huevos duros pero no hervidos: los cocinan en una parrillita con carbón, lo que no sabemos es como hacen para atravesar un palillo de brochette a través del huevo sin derramar todo el contenido, le da un saborcito exiquisito pero a la vista, no garpa. Unas batatas a la parrilla, una suerte de gelatina de leche envuelta en hoja de banano, una bananita con coco, obviamente algo de arroz y un pequeño bamboo con arroz dulce adentro. Una delicia todo!
Lo que no sabiamos es que esa noche nos encontramos con unas futuras compañeras del lugar, las 3 hermanas! En el mercado y alrededores hay 3 hermanas que comen las sobras de la gente mientras hacen negocios. Son tres señoras del pueblo que se caracterizan por su insistencia en la venta y no se dan por vencidas o no tienen memoria, porque te abordan 3 o 4 veces por hora. Resulta que venden droga, pero lo ocultan ofreciendo pulseritas. Estan todo el día dando vueltas y son completamente insoportables, pero dan pie a cagarse de risa, boludear con ellas, etc. Para mayor comprensión: 

Todas las agencias de trekking funcionan igual: el precio depende de la cantidad de personas que esten anotadas. A nosotros nos gustó mucho una agencia que tenía un trek de 3 días y dos noches pero ningún anotado, por lo que salimos a buscar gente. Preguntamos a un par pero no hubo adeptos, muy pocos turistas habían igualmente. Pero logramos juntar dos personas que estaban solos y decidieron ir a compartir una habitación para compartir gastos.

img_7790Nos decidimos por una agencia que nos pareció muy transparente e interesante. Son 3 ex guías que se asociaron para formar esta agencia, hace menos de un año que estan operando pero son muy honestos y amigables. Tienen el trek más largo y desafiante, por lo cual también sumaron puntos en nuestra decisión. Nos cuentan que tienen poca rentabilidad porque realmente se interesan por los guías locales a los cuales quieren pagarle muy bien, ellos estuvieron en esa posición antes y lo valoran. Muy contentos con la decisión, armamos las mochis y nos fuimos a dormir.

Anuncios

25-De otro mundo: retiro de meditación Vipassana

Período: Abril 2016
El retiro en el monasterio de Wat Tam Wa es una oportunidad única para el crecimiento personal. Se lo recomiendo a todas las personas que pueda! No importa donde lo hagan, lo importante es poder hacer un retiro de meditación de mínimo 5 días, esa es mi opinión. No importa si meditaste o no antes, hay que ir y aprender. Eso sí, deberían explicarte bastante la teoría de meditación y ser bastantes estrictos en cuanto al comportamiento aceptado en el lugar.
Les cuento como funciona este reitro:
Cada uno debe llevar su ropa blanca y llegar antes de las 5pm. Apenas llegas te hacen una introducción, completas el libro de ingresantes y lees las reglas del lugar. Luego te llevan a tu habitación, puede ser privada o compartida según la disponibilidad y te unís a la próxima actividad según el horario.

El calendario diario consiste en:
5 am despertarse y meditar en tu habitación
6:30 am ofrenda de arroz a los monjes
7 desayuno
8 am meditación grupal
10:30 am ofrenda de comida
11 almuerzo
13 meditación grupal
15 a 16 tiempo libre
16 a 17 trabajo comunitario
17 a 18 tiempo libre
18 pm meditación grupal
20 pm tiempo libre o meditación en habitación21 pm apagan las luces y a dormir

Como son las actividades?
En la ofrenda de arroz todos vamos al salón principal y agarramos un plato con arroz que hay servidos y nos ponemos todos en fila sentados en el piso. Luego vienen los monjes y cada uno le pone una porción de arroz a cada bowl que el monje tiene colgando. Luego bendicen la comida recitando unas palabras. Desde allí hacemos cuatro filas para servirnos el desayuno en los mismos platos. Hay dos o tres ollas enormes y cada uno se sirve a gusto; una de las ollas es siempre arroz y las otras varían entre mezcla de vegetales, fermentados de soja, fideos, etc. Siempre hay alguna salsita picante para condimentar. El saludo y las palabras del monje se repiten cada día: Good morning everyone – Everybody enjoy breakfast – Thai food, big party.
La primer meditación del día consiste en una pequeña charla teórica sobre meditación, técnicas, cual es el objetivo de hacerlo, etc. De allí se hace una meditación caminando por un parque increíblemente hermoso a un ritmo muy pausado, aprox 40-60mins. Luego se realiza una meditación de 40mins sentados en el salón de meditación.
La ofrenda del almuerzo consiste en ofrecerle las bandejas con comida a los monjes, los cuales se sirven su propia comida. A medida que se sirven, nosotros vamos llevando los platos a la mesa desde la cual luego nos serviremos. Se hace una pequeña meditación y el monje que preside el monasterio dice algunas palabras que siempre oscilan entre las siguientes: Now we all happy enjoy lunch – Vegetarian food, me don’t have barbacue –Everybody enjoy lunch, big party today
La segunda meditación es similar a la primera pero cambia el lugar de la meditación caminando, además te piden que hagas foco en otro tipo de meditación sentado.
El trabajo comunitario es muy simple, consta de una hora de ayudar con las tareas básicas del monasterio. El 90% de las personas barre hojas secas y las deposita en los grandes canastos. También se puede regar, ayudar en la cocina, etc.
La última meditación consiste en un “chanting” o canto que vamos leyendo y repitiendo juntos desde un libro. Se recitan cantos del budismo. Dura aproximadamente 40-50mins y después también se hace la última meditación sentados en grupo por otros 40mins. Luego podemos caminar un rato por el predio o ir a meditar/leer a nuestra habitación hasta dormirnos.

Cuales son las cosas que hacen de esta experiencia algo mágico?
Los hábitos durante estos días son muy saludables. Dormir temprano y levantarse temprano, comer vegetariano y sano, no ingerir alimentos después de mediodía, meditar, no hablar con el resto, no utilizar el celular ni estar preocupado por nada.
No tener que pensar porque los horarios estan pre establecidos, no usar plata para comprar nada, etc. Liberan la mente de una forma extraordinaria!

Que te enseñan?
Que lo único que hay que hacer es vivir el presente, el sufrimiento vive por estar pensando en el pasado y/o en el futuro.

El monasterio esta en la montaña, en un paisaje soñado. No hay ruidos, solo bellos sonidos de la naturaleza. El viento corre a prisa allí, dando un fresco precioso durante la mañana y la nochecita. Hay unas lagunas, un arroyo e incontables árboles y plantas con los que podes conectarte intensamente.
El fresquito de la mañana con una bebida claiente y sonrisa es lo mejoor. Es el fresquito cordillerano. Este retiro fue especialmente increíble por esto también.

Último día. Meditación sentado y caminata hasta donation. Desayunamos y nos fuimos. Nos dio una pulsera. Con Tincho decidimos irnos a las 9am aprox, hicimos dedo y una camioneta nos llevó hasta Pai. Mientras viajabamos planeamos: visa australia, motorhome nueva zelanda, estábamos entre laos y myanmar, ibamos a indonesia y filipinas. Velero hasta indonesia.

Busqué mi mochila y usamos wifi del lugar donde ya me había quedado las dos veces que estuve en ese pueblo, gente que se nota a la legua que es magnífica. Nos ayudaron con las motos, llamaron ellos a la agencia para decir que las devolvíamos 2 días después, nos guardaron las mochilas una semana, yo les dejé ropa que iba a donar y ellos se encargan de llevarla a gente que la necesita porque lo hacen siempre. Pequeñas interacciones con gente tan bella es lo que me inunda los ojos de lágrimas y el corazón de felicidad.DCIM101GOPROGOPR1581.

Tomamos shake y huevos y caminar hasta la ruta. Salieron maníes y porotos en el camino. A los 2 minutos nos levantaron los de nissan y llevaron a chiang mai.

24-Guerra de agua masiva en Chiang Mai

Salimos de pai el día que comenzaba el festejo del año nuevo Tailandés (lo llaman songkran), festejan el inicio de la temporada húmeda, muy beneficiosa para sus actividades agrícolas. ¿Cómo lo festejan? Con una masiva guerra de agua. Todos los habitantes del país están en las calles tirando baldes de agua, usando pistolas de agua, etc. Los detalles los voy a ir describiendo en este post.

VEAN TODOS LOS VIDEOS EN NUESTRO CANAL: Mama Home World

Cuestión, salimos de Pai cerca de las 8am, muy tranquilos disfrutando del paisaje y las cerradas y abundantes curvas. A partir de las 10 aproximadamente ya comenzaron los primeros baldazos de agua, en los pueblos y ciudades por los que cruzábamos había gente al costado de la ruta con baldes de agua esperando a los motoqueros y camionetas con gente en la caja. Al vernos, nos hacen seña que bajemos la velocidad mientras nos propinan un cachetazo de agua, pero muchas veces no frenamos y andando a 60-80km por hora los baldes de agua duelen y mucho, ni hablar del riesgo de provocar un accidente. Claramente veníamos preparados y no se nos mojó nada.

Llegamos a Chiang Mai y fuimos directo a la zona donde sabíamos que había hostels baratos, en el medio de la guerra de agua conseguimos una buena pero bien calurosa habitación. Dejamos las cosas que traíamos y fuimos a buscar las mochilas que dejamos en el hostel anterior, mientras rogábamos que no nos las mojen. Dejamos todo en la habitación y comenzó nuestra guerra.

Estábamos en un segundo piso que daba a la calle, en el edificio de al lado teníamos un vecino en una terraza justo abajo nuestro! Estaba endemoniado mojando a la gente que pasaba por la calle con su pistola de agua y se reía como un nene, completamente tentado. Con Tincho agarramos unas botellas y baldes, y lo atacamos desde arriba, emocionado se prendió a la guerra y nos empapó la habitación y el pasillo a través de las ventanas.
Salimos a guerrear a la calle con unas botellas cortadas!

Vean algunos videos!

Nos fuimos para una de las calles principales! Adquirimos gratis unos baldecitos pequeños que llenábamos de agua y luego con el culo de la botella propinábamos el tiro certero de agua en la cara de nuestra víctima.
En las calles se vivía una fiesta! Todo los negocios tenían baldes enormes (aprox 1,5 mts de alto) llenos de agua y una manguera sumergida que evitaba su vaciado. Todos las personas podían recargar allí sus pistolas, baldes, etc.

La diferencia se hacía con el agua helada!! A los tachos de agua les colocaban unos bloques de hielo macizo de unos 20-30kg aproximadamente, entonces el agua te congelaba! Así fue nuestra estadía en Songkran: cada vez que sentíamos agua fría en nuestro cuerpo corríamos a rellenar nuestros baldes de la fuente desde la que fuimos atacados. Tener agua helada ❄️ era un plus para la venganza, cuando alguien me tiraba agua específicamente a mí, me vengaba con un baldazo bien helado en la cara.
Ustedes que leen esto y van a ver las fotos y vídeos, no se dan una idea de cuánto nos divertimos; nos reíamos a carcajadas, doblándonos de la risa.


Nuestras técnicas de ataque que nos dieron demasiada felicidad:

  • Le tocábamos el hombro a alguno, se daba vuelta y 💦💦 baldazo preciso en la cara
  • Elegíamos al que tenía la boca abierta 😮 y era razón suficiente para que trague un poco de agua
  • Nos hacíamos los distraídos y cuando estaban bien pegados le propinábamos unos cuantos cm3
  • Con los chicos, mientras caminábamos, cuando el primero le tiraba agua a uno, los otros dos que venían atrás se encargaban de copiar la acción sobre la misma persona.
  • Armábamos equipos con distintas personas y atacábamos en conjunto a una víctima o a algún grupito
  • Las camionetas rojas que hacen de taxi-colectivo, son abiertas atrás y emeterse adentro para empapar a todos los pasajeros era uno de los highlights del día

Una de las mejores acciones fue la guerra constante durante los 3 días con los muchachos de camisa hawaiana y sus cómplices. Había una calle con la mayor convocatoria, eran unas 6 cuadras completamente repletas de gente. En esa zona el primer día les propinamos unos baldazos en la carucha y allí comenzó la rivalidad. Ellos estaban en un bar, después nos enteramos que trabajaban ahí, y desde allí atacaban a los transeúntes con agua SIEMPRE helada. Pero a nosotros nos iban a buscar, tratando de hacer un ataque por la espalda y también nosotros repetíamos la acción de acercarnos escondiéndonos atrás de los autos o la gente que pasaba hasta alcanzar una distancia aceptable para mojarlos. Así también fue el segundo día con ellos y el tercero. El tercer día teníamos un grupo consolidado de guerra con un bar como base que nos mantenía provistos de agua helada, así comenzaron los ataques en masa. En la base, a los gritos reuníamos a la gente lista y todos corríamos hacía los hawaianos para atacarlos mientras hacíamos algún aullido de guerra y viceversa se venía el contraataque. Había varias mujeres tailandesas junto a nuestros enemigos, que eran muy rudas, intentaban sacarnos los baldes y buscaban forcejear violentamente, no entendíamos la razón. Pero el último día cuando ya todo estaba terminado, charlamos un rato con ellos y nos saludamos amablemente con risas entre medio de lo divertido que había sido todo; allí nos dijeron que estaban muy enojadas porque, mediante un balzado, le habíamos echo doler los ojos al novio de una de las Thai, pedimos disculpas y terminamos en paz ✌🏽.

Debo admitir que nuestra técnica de tirar el agua desde muy cerca de la cara y de forma violenta, causó algunos daños momentáneos pero de muy baja gravedad, a saber: gente tosiendo porque tragó bastante agua, cegueras de unos 2 segundos, algún oído que quedó molestando, pero no más que eso.
Las camionetas que pasaban por la calle con la gente en la caja eran las que tenían generalmente agua más helada ☃, entonces corríamos a pedirles que nos rellenen los baldes. Gracias a eso, dos camionetas pasaron su rueda sobre mi pie, gracias a mis poderosas y facheras crocs, no existió daño alguno. También nos subíamos en las camionetas y desde allí la guerra tenía otra perspectiva.
LA GUERRA DURA 3 DÍAS COMPLETOS. Claramente es feriado en esos días, porque nadie puede ir a trabajar sin que lo empapen, la ciudades son un caos de tráfico y además, nadie se va a perder el festejo. Los únicos momentos en el que cesa la guerra es desde que la policía comienza a cortar la joda con sus sirenas 🚔🚨, aproximadamente a las 20pm hasta el otro día a las 10am más o menos.
El tercer día a la noche (15 de abril) salimos un rato de joda. Le pedimos a Agos y Julius que lleven parlantito para bailar. Entonces nos acomodamos en un rincón y bailoteamos música latina con todos los que se prendían, hicimos un intercambio de ropa divertido y hasta acroyoguiamos en el famoso Zoe & Yellow. 

Lo mejor de estos 3 días fue la compañía que me hizo sentirme muy feliz, agradezco con el alma haber compartido tantas risas con ustedes esos días, sin duda va a ser un recuerdo siempre prensente: gracias Martincito, Lauchi, Juli, Agos y Jane por su afecto

VEAN TODOS LOS VIDEOS EN NUESTRO CANAL: Mama Home World

23-Pai

Período de viaje: 8 -14 Abril 2016

El camino de Chiang Dao a Pai es fabuloso, una ruta bien mantenida con un paisaje muy acogedor. Eso sí, tiene muchísimas curvas peligrosas, lo cual le da un toque especial de belleza al placer de maniobrar una motito.
Durante el camino paramos en algunos miradores a contemplar la hermosa vegetación y luego nos detuvimos en un lugar donde hacen retiros de meditación pero no había nadie para recibirnos, entonces hicimos un descanso en unas lindas sillitas y le agregamos un aseo personal en el baño.
Después de un par de horas llegamos a Pai. Es un pueblo agrícola donde explotó el turismo hippie/hipster en algún momento, hoy en día es bien backpacker pero tiene ese estilo hippies que no me termina de cerrar. Voy a tratar de explicarme mejor; hay muchos hippies o free spirit como le dicen, son personas que viajan con su pasión por el arte a cuestas, es decir, llevan sus instrumentos/malabares/pulseras/etc en la mochila y donde pueden practican sus “oficios”. Pero no es el caso de la mayoría, sino que muchos de nosotros vamos a buscar un ambiente relajado, chill out en Pai pero te encontras con mucho alcohol, mucha dorga y mucha joda. Cuando, por lo menos para mí, no es ese el ambiente genuino del lugar. Igualmente lo disfrutamos muchísimo y paso a contar los eventos.

Llegamos a la tardecita a Pai con nuestras motos facheras y nuestros cascos que “daban que hablar”, teníamos cascos como si corrieramos en motocross pero rodabamos unas scooters pedorras jaja. Nos instalamos a almorzar algo y recorrimos el lugar en busca de alojamiento, el tiempo invertido fue fructífero porque nos cruzamos con TAYAI BUNGALOWS, súper bien ubicados y con un patio interno muy lindo. Lo mejor del lugar: sus dueños! Deben ser coreanos o chinos, no son thais. Unas excelentes personas, se levantaban siempre temprano y hacían jardinería. Nos preguntaban donde íbamos todos los días y siempre tenían una sonrisa para regalarnos! Nos dormimos un sieston, fuimos a cenar y a dar una vueltita nocturna de reconocimiento. Todas las calles en Tailandia cambian radicalmente durante el día y la noche, porque los puestos de comida y las pequeñas tienda d souvenirs tienen distintos horarios y algunos solo trabajn de día y otros de noche. Por lo cual las rondas de reconocimiento siempre son dos, nocturna y diurna.

Al otro día, creo que fue jueves, montamos las motos y nos fuimos al Pai Canyon a caminar. Estuvimos toda la tarde paveando , recorriendo los caminos infinitos del cañón con unas hermosas tomas de fotografía, un silencio descomunal reinaba en nuestra caminata. Muy seco, por cierto, el ambiente pero los árboles continuaban con sus verdes hojas en lo alto.


Dimos por terminado nuestro recorrido por el cañón y fuimos en busca de aventuras por caminos desconocidos. Nos metimos por algunos caminos con destino al Circus Hostel pero con la intención de recorrer el pueblo y sus alrededores. En el trayecto nos topamos con una sorpresa. Al costado del camino había tres elefantes atados con su cuidador limpiando y barriendo, le preguntamos si podíamos acariciarlos:
-si, claro. Contestó. -También pueden comprar bananas y darle de comer, son solo 20 bath. Y nos señaló el puestito del lado opuesto de la ruta.
Compramos así unas bananas y jugamos un rato con ellos.
Les cuento que es muy fea la sensación de disfrutar junto con la impotencia de ver esos animales atados y no poder hacer nada. Uno estaba con la pata muy lastimada y otro forcejeaba con su trompa para liberarse de la soga que rodeaba su áspero cuello. Les dimos las bananas, los acariciamos y nos fuimos; con las miradas tristes, todos, nosotros y los elefantes. Es algo cruel lo que sucede en todo el mundo, trato de describirlo mejor en otra parte del blog.

Seguimos recorriendo los alrededores agrícolas de Pai y llegamos al Circus Hostel 🎪. Es un hostel con un gran espacio al aire libre donde se realizan actividades aerobicas o cirqueras, con una pileta y una vista increíble del pueblo y las montañas que delimitan naturalmente aquel lugar. Es un ambiente relajado donde hay muchas personas enseñando, aprendiendo, practicando sus diferentes talentos. Pero también están los que van a buscar un lindo lugar para tomar cervezas durante todo el día y tomar un mushroom shake antes de ir de fiesta.
Por nuestro lado, disfrutamos de la pileta y el ambiente alrededor de ella, sobretodo el atardecer. Nos volvimos al centrito; mientras elegiamos donde cenar, se cortó la luz, pero ese no es un impedimento para que vendan comida. Elegimos un puestito que sacaba a relucir sus velas rojas y nos sentamos a la luz de su pequeña llama. Queríamos salir de joda, por lo que compramos un samsong + sprite + hielo + botellas cortadas = viajero tailandés 🍹que bebidos junto con nuestra sopa de fideos 🍵. En la misma mesa se sentó el loco Durian y dos chichis que estaban con él, en realidad el nombre es Dorian o algo así pero Durian es una famosísima fruta local que sabe a cebolla dulce! Por lo cual es más interesante llamarlo Durian, verdad?
Volvió la luz y con ella desapareció la fila de 8 o 10 personas en el 7-eleven. Nos fuimos para el barcito bailable 🎼🎤🎉🎊. Paveamos por ahí y vuelta para el bungalow.

Al otro día Lauri se fue a andar en moto con Durian. Tincho y yo nos fuimos a pasear por los alrededores, chusmear unos view point y a la pileta de Circus de nuevo. Esa tarde había clase de yoga a las 5:30 así que participamos de ella. Luego de la clase estuvimos aprendiendo Acroyoga y conocimos a dos niñas de hermosa personalidad. A partir de allí comenzamos a vernos todos los días hasta nuestra separación una semanita después. Es noche hubo micrófono abierto para que todos canten o improvisen algo, muy entretenido, mucho talento dando vueltas.
Desde el sábado hasta el martes, los itinerarios fueron similares. Nos levantábamos temprano y post desayuno nos íbamos hasta circus. Nos encontrábamos con las argentas, Julia y Agos, hacíamos acroyoga, pileta, acro de nuevo, almuerzo al lado del hostel, más acro, pileta, yoga tradicional, acroyoga y cena. Más o menos así, tal vez en el medio dormíamos una siesta, escribíamos o leíamos algo.
Pegamos muy buena onda con las chicas, así que todo el día andábamos juntos. Son dos hermosas señoritas que aprendimos a querer en el camino gracias a sus sonrisas y el cariño que nos brindaron. Siempre divertidos nos cagamos de risa.

También el lugar de almuerzo y cena era casi el mismo porque era barato, rico y súper abundante, además de eso, siempre había sobras de excelente calidad y tamaño: NUESTRO PARAÍSO CULINARIO.

Uno de los días hicimos una caminata hermosa de unas 3,5hs en total con destino a una cascada. Era organizada por uno de los que trabajaba en Circus. Muy entretenidos disfrutamos el paisaje y los chapuzones en las piletas que formaba la cascada.

Una noche salimos de joda con las chicas y el parlante. Estuvimos escuchando música en la calle mientras caminábamos y nos hicimos de unos cuantos seguidores. Después ya en el bar, nos apropiamos de un rincón y bailamos toda la noche. Cuando estaba en el baño, una chica me charló y me propuso hacer un cambio de remeras, claramente acepté pero le dije que cambiáramos pantalones también. Así fue como comenzó el desafío de la noche: todo el grupo debía intercambiar atuendo con alguna persona del otro sexo, logramos hacerlo y eso nos proporcionó muchas risas.

22-CHIANG DAO, UN INESPERADO LUGAR MÁGICO

Periíodo de viaje: 4 a 7 Abril 2016

El lunes nos levantamos a las 6am. Dejamos las mochilas grandes en un storage en recepción y cargamos en las motos lo poco que trajimos al viaje. Nos despedimos de las chilenitas queridas y de nuestro amigo de la recepción que nos trató excelente esa mañana.
Ya teníamos ideado nuestro primer momento mágico del día: un desayuno buffet. Por USD 3 todo lo que puedas comer! Allá nos fuimos siendo las 7 am. La calidad y variedad no era muy buena pero nos alcanzaba para comer mucho y estar todo el viaje en moto sin necesidad de almorzar. El menú fue más o menos así:


– [ ] Lau deglutió 4 tostadas con manteca y mermelada. 1 café con leche. 2 sanguches de jamón y huevo bien cargados. 1 bowl de prorridge con cerdo. 1 pad thai. 4 vasos de jugo. Frutas y salchichas varias.
– [ ] Marta se llenó con 1 pan con jamón y huevo, otro con salchicha y huevo. Arroz con huevo. 2 cafecitos cortados. 2 juguitos de naranja. Unos vasos de agua. Pad thai con huevo. De remate una dulzona tostada con mermelada
– [ ] Yo anduve promediando los 8 huevos, alternando las mezclas entra pad thai y ensalada. 3 cafecitos con sus respectivos 3 jugos. Frutas a discreción y dos tostadas con mermelada de postre.
8:30 estábamos arriba de las motos, obviamente, previo paso por el baño y fotito de arranque de viaje.

DCIM100GOPROG0090841.
Comienzo del Loop!

El itinerario era de unos 130 km, es un loop que rodeamos toda una montaña y llegamos a Chiang Dao, un pueblito pequeño poco turístico.
El camino es hermoso, más lindo fueron las sensaciones que nos generó viajar en moto. Porque a pesar del miedito que acarreábamos, más todavía después del pequeño accidente, lo disfrutamos plenamente. Las sensaciones de sentir el viento todo el tiempo en el cuerpo, sobretodo el sonido que genera y las temperaturas que el cuerpo percibe, es muy placentera. Así también estuve asombrado de la sensación de libertad al andar, pero también al frenar. Cuando frenas y te estacionas en la banquina

DCIM100GOPROGOPR0886.
Descanso y vista.

mientras disminuís la velocidad hasta frenar completamente, es un momento bastante complicado de describir pero que genera una sensibilidad especial. También es un hermoso juego en equipo, donde cada uno va cuidando el de atrás y siguiendo al de adelante, haciéndose señas para indicar que todo está bien o si alguno quiere hacer una parada. Ni hablar de los caminos fuera de la ruta y los pequeños pasos de montaña, donde hasta viajas acompañado de mariposas por unos metros! El paseo fue increíble, asombrosamente cómodo y amigable, a pesar de ese miedito que da la vulnerabilidad de no tener protección como en un auto.

En el camino vimos elefantes y tigres. También pasamos por todos los lugares donde se hacen los tours que realmente no son de mi agrado. Pero hay otros de altísima calidad como el “Elephant poopoopaper park” que hacen papel reciclado con caca de elefante.
Pueden leer más en este POST sobre conciencia sustentable donde cuento sobre mis pensamientos y filosofía al respecto del turismo responsable, ecología y alimentación. También sobre mi regreso al vegetarianismo. Algunas fotos del viaje en moto:


Personalmente fue un viaje muy enriquecedor para mí, tuve momento de mucha conexión conmigo mismo y de reflexiones profundas. Es más, les cuento que mientras andaba en moto decidí volver a ser vegetariano como fui en un tiempo. No estricto al 100% porque en este viaje puede haber algunos casos extremos dónde comeré carne, pero estoy muy feliz con mi decisión.
Llegamos a Chiang Dao, recorrimos algunas callecitas alejadas del pueblo y terminamos adentro de un buda gigante!

DCIM100GOPROG0120937.
Buda gigante en construccion

IMG_7260
Seguimos viaje contemplando los hermosos paisajes y frenamos a comprar un agua, justo en frente había un lugarcito de café callejero así que probamos el Thai Iced Coffee. Un riquísimo café helado con un poquito de leche condensada y leche común.

Desde ahí decidimos ir a recorrer el pueblo y perdernos un poco por sus calles, pero para nuestra hermosa sorpresa había dos lugares muy fuera de lo común que nos dejarían atrapados allí. Primero pasamos por un lugar dónde estaban preparando una fiesta, había un escenario que estaba en testeo y todos acomodaban las mesas; preguntamos de que se trataba y nadie hablaba inglés. Vean el vídeo de como nos comunicamos con los locales, NO SE LO PIERDAN:

Pero cuando nos estábamos yendo apareció uno que se defendía con el inglés y entonces nos contó que era una fiesta de inauguración de la casa de una chica, y nos presentó a la agasajada. Como ya tenemos experiencia de estar invitados a eventos Thais, sabíamos que aquí íbamos a estar invitados una vez que comience. Decidimos volver más tarde.
Pueden leer como fue que participamos de un casamiento Thai en este post “https://mamahomeworld.wordpress.com/2016/04/02/12-un-angel-en-el-camino-a-phagnan/” y también como festejamos el cumpleaños de una Thai en este otro post “https://mamahomeworld.wordpress.com/2016/04/02/10-lipe-estar-en-casa-es-un-paraiso-2da-parte/”
Hicimos unos 200 mts y nos topamos con un lugar paradisíaco, se llama “Makhampom art garden”. Es una fundación que tiene ese predio increíble que tiene
– [ ] Talleres de arte
– [ ] Espacio de lectura y galería de arte
– [ ] Un lugar espectacular para hacer música con elementos cotidianos reciclados
– [ ] Un hostel
– [ ] Mucha vegetación y espacios de relax
– [ ] Un teatro muy bien equipado
Encima la gente es muy especial, con la mejor predisposición nos explicaron que nos podíamos quedar allí y relajarnos, usar el wifi y acostarnos en cualquiera de sus cientas de hamacas o sillas. Nos quedamos unas horas recorriendo el lugar, tocando música, jugando en el teatro, no se pierdan las fotos y vídeos. Disfrutando y disfrutando!

Ya eran cerca de las 5:30 pm y decidimos ir al lugar que nos recomendaron para hospedarnos! La mejor recomendación del viaje hasta ahora.
Seguimos el mapa y entramos en la amable rai siwavej & stay farm. El dueño nos recibió muy contento y enérgico, queriendo mostrarnos su farm con todo el orgullo de tener un lugar tan acogedor, pero con humildad.
Les cuento de que se trata este lugar, es una pequeña chacra al costado de un arroyito con un par de bungalows. El dueño tiene árboles de frutas y una huerta con verduras. Entonces te deja comer todo lo que se pueda recolectar, depende de la estación, y te dice que uses la cocina cuando quieras y como quieras. El lugar es un lujo, porque está alejado entonces no hay ruidos más que el viento y los animales! El dueño es demasiado amigable, siempre te pregunta cosas y te recomienda a dónde ir. No hay wifi pero la conexión con la naturaleza es increíble! El lema del dueño es “same as home” “como en casa”. A 5 cuadras hay unas termas con un arroyito al lado, no son guauu pero esta bueno para relajarse allí.
Apenas llegamos, nos dio el mapa del pueblo y nos mostró todos los puntos interesantes. Nos bajó del árbol un par de “high apple” y nos sentamos a merendar. Hicimos cafecito, comimos las manzanas, bananas y una papaya, nos convido unas ciruelas raras también. Esa fue una rica merienda! Charlamos un rato con él, tiramos las cosas en la habitación (compartida para 5 personas pero estábamos solos) y nos fuimos en busca del evento que habíamos avistado horas antes, decididos a hacer lo necesario por una nueva experiencia local.

Camino a la fiesta, frenamos en la calle para cortar unas flores y entregarlas como regalo de inauguración de casa. Llegamos y estaba lleno de gente, unas 150 personas más el escenario con cantantes. Nos asomamos por una esquina donde estaban sirviendo unas frutas y haciéndonos los boludos preguntamos si se podía comprar la cena o algo similar, con lo que nos dijeron que no y nos regalaron una bandeja con frutas que estaban sirviendo pero nos dio a entender que nos eramos muy bienvenidos. Así que fuimos por nuestra segunda chance, agarré las flores y se las llevamos a la que se mudaba, ahí comenzó la fiesta. Le di las flores y todos enloquecieron gritando sorprendidos, nos sacaban fotos mientras nosotros filmábamos el bullicio y nos cagabamos de risa. Nos puso unas pulseritas de hilo que no sabemos que significa y nos hicieron seña que nos sentemos, estábamos en la mesa en primera fila del escenario.
MIRA COMO FUE EL INGRESO:

Nos trajeron cervezas y un par de platos de comida que mezclamos con arroz, ya estábamos de locales nuevamente.
Mientras comíamos nos saludaban y sonreían, así estuvimos toda la noche. Nos terminamos los tres platos y ansiosos esperando que nos traigan más entramos en desesperación 😱😱😱. Desfilaban platos con comida y todas las mesas tenían una gran variedad de cosas exquisitas , por lo menos a la vista, pero a nosotros no nos traían más nada: tuvimos que entrar en acción nuevamente. Empezamos a mirar con cara de hambre, saludabamos a las que nos parecían que eran mozas, etc. Hasta nos fuimos a la cocina, saludamos amablemente y le dijimos algo así como “lamteté” que significa “muy rica comida” tratando de obtener alguna ración pero nos terminaron echando gentilmente con las manos vacías. Hasta pasaba una moza con una olla llena de sopa recargando los platos hondos de esa misma sopa, pero a nosotros no nos dieron de esa sopa, entonces cuando le pedimos que nos recargue nos dijo que no porque nuestros platos no eran de esa sopa y estaban con restos (porque en Tailandia algunos ingredientes solo dan sabor pero no se comen). Hasta que llegó la gloria!!!! 🙏🏻😍, en un momento pasó la que suponemos que es la madre de la agasajada y le pedimos más comida, al ratito nos trajeron 4 platos más 😁😃😝. Entonces ya estábamos en nuestra salsa, lo que si nos recargaban cada dos minutos eran las cervezas, que las tomamos con hielo esta vez porque venían calientes pero tenemos en la mesa una conservadorita con hielo.
En la noche sucedían estas cosas:
– [ ] A la que se mudaba, todos les daban un sobre, calculamos que plata. Porque le tuvimos que dar nosotros también. Una señora se acercó y nos pidió que le demos 3USD cada uno.
– [ ] Se acercan a los cantantes y le dan plata también. Ya cuando estaban más mamados les ponían en las tetas la plata.
– [ ] Se nos sentó un viejito muy divertido. Repetía las señas y tenía unos tics muy raros. Lo van a ven en los vídeos, nos hacía entender que vayamos a levantarnos unas viejas.
– [ ] Nos levantaban a bailar todo el tiempo, ya se ponían medio intensos. Pero muchas mujeres bailaban y pocos hombres, por lo que éramos casi los únicos junto con un par más.
– [ ] Le tuvimos que dar a los cantantes dos veces 20bath porque una viejita se ponía intensa y nos decía que le demos pero ya después le dijimos que no teníamos más!
– [ ] Cuando ya estaban más borrachitas, nos pedían que saquemos a bailar a algunas chicas y blabla. Se reían demasiado, fue muy divertido.
Nos fuimos a dormir muy contentos, sonriendo todavía por esta hermosa experiencia y entendiendo que esta es la mejor forma de disfrutar de lo mágico que rodea el viajar. Es increíble poder estar con gente que no habla la misma lengua y tiene costumbres totalmente opuestas, pero a su vez todos hablamos el mismo lenguaje universal y lo único que queremos es relacionarnos de manera cordial.
El descanso es noche fue extraordinario, dormíamos con todas las ventanas y puertas abiertas, con buenos mosquiteros, entonces corría una brisa muy placentera. A la madrugada nos levantaron los ruidos de los pájaros y gallos sumados a un radiante sol que declaraba el inicio de un nuevo gran día.

Nos levantamos y enseguida el dueño nos preguntó si queríamos el desayuno, aceptamos y se nos cayó la baba 😋, teníamos un bowl con distintas frutas (dragon fruit, papaya, banana, ananá y alguna más), porotos, choclo, semillas de sésamo y un yogurt casero que todas las noches prepara nuestro anfitrión. También había bananas para servirse, una guava que nos había convidado y dejamos en la heladera. Nos servimos un buen café y disfrutamos de es lindo momento de paz.
Estaba el mercado de los martes, que nos recomendaron ir, entonces terminamos el desayuno y partimos en búsqueda del mercado. Allí compramos un maple de huevos, algunas verduras, tofu, kanikama, cebollita, morrones y unos hongos. Dejamos eso para la cena y nos fuimos a recorrer un templo espectacular.
Llegamos y nos encontramos con escaleras, es mucho pero se disfrutan plenamente porque está repleto de carteles con hermosas frases mientras avanzas dentro de ese lugar paradisíaco. Nos detuvimos frente a cada cartel y nos dimos el tiempo para una pequeña reflexión. Cuando entramos en una de las salas, nos sentamos e hicimos una linda meditación cada uno por su lado, estábamos muy relajados y la vuelta fue muy suave pero intensa en emociones.
Subimos a nuestras 🏍 y seguimos viaje a recorrer los alrededores, nos metimos por caminos de tierra aflojando todas las pobres motitos pero encontramos lugares soñados, mucho cultivo/plantaciones con un atardecer divino detrás. Aprovechamos para fotografiar y admirar el paisaje.

A la vuelta, ya de noche, nos quedamos en el Art Garden un rato usando wifi. Se nos acercó la chica con la que habíamos hablado el día anterior y graciosamente nos comentó: “ustedes estuvieron en una fiesta anoche, no? Me contó mi amiga del puesto de noodles (puesto callejero de venta de fideos)” nos reíamos pensando en como pasamos a estar en un comentario entre amigas en la calle.
Volvimos a nuestro dulce hogar, mientras con Tincho hacíamos el workout, Lauri se encargó de la comida. Cocinamos un wok de verduras con tofu y kanikama más una ensalada de tomate, tofu, kanikama, lechuga y pepino de la huerta con un poquito de aceto balsámico. También hicimos unos huevitos a la plancha.
A descansar!!!!
Tempranito nos levantamos para tomar el desayunazo que nos esperaba! Nuevo café, el súper bowl incluido, unas high apple, bananas y esta vez agregamos unos huevos a la plancha (hasta con formitas salieron) 🍳☕️🍈🍌. Bien llenitos nos despedimos de nuestro gran anfitrión y salimos rumbo a Pai.
Por favor les pido que no se pierdan este lugar, el contacto es en facebook: “rai siwavej & stay farm”

21 – Chiang Mai

Período de viaje: primeros días de Abril 2016

El viaje en tren desde Bangkok empezó con el optimismo habitual, encima teníamos el termo de mate lleno de agua caliente y unos sobrecitos de café, ya era demasiado lujo. Nos instalamos en el tren, por suerte los asientos que nos tocaron y los aledaños estaban vacíos, por lo cual veníamos muy bien, simplemente teníamos que hacer fuerzas para que nadie se venga a sentar ahí. Pero teníamos un obstáculo a sortear si queríamos un viaje en paz y armonía, había un borracho justo atrás nuestro que no paraba de hablar y gritar. En un momento estaba tomando un jugo y lo escupió todo, mojando todos los asientos donde estaba, por lo que se corrió a buscar otro lugar, eran buenas noticias pero se quedó un asiento más atrás, todavía era una amenaza a nuestro intento de dormir profundamente. Por suerte, después de 40 min aproximadamente, cuando vinieron a controlar los tickets lo corrieron a otro vagón, entonces ya nosotros estábamos 100% instalados. Cerca de las 12 los chicos armaron almohadas y se durmieron, yo me quedé escribiendo con un cafecito tibio de por medio. Escuché unas músicas y cerca de las 3 am me dormí, claro que dormirse significa levantarse cada media hora o una hora a acomodarse de nuevo porque se te durmió una pierna o te duele el cuello como nunca. Amaneció y alternamos ratos de charla y dormida hasta llegar a las 13:30 hs, redondas 15 horas y media de viaje.

Nos bajamos y nos empezaron a ofrecer transporte y alojamiento, prestamos atención por la ubicación pero no nos interesaba. Chiang Mai es la segunda ciudad mas grande de Tailandia por lo que la ubicación es importante, ya orientados del lugar donde quedarnos emprendimos la caminata; son 3km desde la estación hasta el lugar donde nos estamos hospedando. Siempre nos gusta hacer estas caminatas para conocer el lugar y observar la parte no turística, además de ver los precios y la gente que componen nuestro nuevo hogar transitorio. Por que el taxi hasta allí nos sale 70 centavos de dólar cada uno, no es nada de plata, pero lo hacemos por el oficio y aparte es un lindo ejercicio.

En el camino frenamos a rellenar nuestras botellas de agua en las máquinas de la calle, pero amablemente el señor que estaba recargando sus bidones insistió en pagarnos el refill :). Llegamos a la zona que identificamos como la ideal y frenamos a almorzar una noodle soup muy buena! Seguimos caminando y preguntando precios de hostel hasta toparnos con un lugar encantador, es como un templo con un jardín muy tranquilo, mesas y un barcito de licuados y café con internet.
Necesitábamos wifi para ver si nos contestaron unos conocidos que viven en esta ciudad, así que pedimos unos licuados y café muy baratos y riquísimos mientras utilizábamos las herramientas tecnológicas necesarias.

Nos hicieron una recomendación de un hostel, vimos los precios y recordamos que por el mismo valor nos habían ofrecido uno en la estación de tren con pileta, googleamos y parecía una oferta mas tentadora, por lo que me quedé con las mochilas en el templito donde estábamos y los chicos se fueron a caminar y a chequear los lugares. Finalmente decidieron por el de la pileta, volvieron y nos fuimos con las mochilas para allá. El hostel es completisimo, hay un patio interno enorme con la pileta y todo muy bien decorado con sillones, mesas, etc. Nuestra habitación esta en segundo piso y tenemos una terraza enorme para colgar ropa y hacer nuestros workouts. Muy bien ubicado, muy barato para lo que es (USD3 cada uno) todo nos cierra perfecto.
Llegamos al hostel y lo primero que hicimos fue el workout en la terraza, porque adeudábamos uno del día anterior, nos bañamos y fuimos a cenar. Encontramos unos puestos callejeros que nos gustaron, siempre comemos en puestos de la calle porque es la auténtica comida Thai, los locales comen así y todos nos enseñan a comprar y pedir en esos puestos, es lo más común acá.
Le pregunté al mozo, que también era el cocinero, que me recomendaba y me señaló una sopa de fideos amarillos con carne y unas cositas fritas arriba, asique los tres pedimos eso. Resulta que esa sopa, nos enteramos más tarde, es una de las comidas más tradicionales de esta zona y estaba increíble, se llama Khao Soy!

img_7175
Panoramica del patio de nuestro Hostel

Tempranito al día siguiente me fui al mercado a comprar un desayuno: pomelo, huevos duros, leche de soja, banana + una avena que venía trayendo. Me instalé al lado de la pile a escribir, se sumaron los chicos y nos contestó el Txili que vive acá en Chiang Mai, fue el instructor del curso de buceo de los chicos en Koh Tao, y quedamos en ir a las 14 a su casa. Hicimos velozmente el workout, chapuzón en la pile y nos fuimos a almorzar! Comimos rico a 3 cuadras de acá y fuimos en búsqueda de un taxi para que nos lleve porque eran unos 8 km. Se supone que nos tendría que salir 30 bath cada uno pero nos pedían 100 bath cada uno, luego de intentar negociar con varios decidimos alquilar dos motos que nos sale 100 bath cada uno y las tenemos 24hs, y eso hicimos. Cena!Nos fuimos para lo del Txilli y estuvimos charlando toda la tarde sobre que cosas hacer Chiang Mai y sus alrededores, nos dio lujo de detalle de que rutas hacer, donde dormir, comer, etc. Después nos fuimos a comprar la cena, le dijimos que él elija de todo un poco y compartimos, como comen los Thai, asique compramos: Pad Thai, pinchos de pulpo, calamar, almejas, arroces con pollo, fideos rellenos y unas bolas de masa de arroz con relleno de huevo y cerdo. Todo estuvo exquisito!

Nos volvimos a dormir tempranito y ahora me levanté a las 7 a escribir todo esto, en un rato nos vamos a desayunar y a recorrer la ciudad en las motos. La idea es ir a visitar unos templos a la mañana, volver a almorzar en un lugar recomendado, hacernos un masaje Thai al mejor precio que se consigue en el país, ir a dos templos en la montaña y unas cascadas y cuevas que hay por ahí. Vamos a ver que decidimos finalmente en el transcurso del día.

Resulta que nos fuimos al templo de Wat Umong, muy canchero. Con una pagoda antigua sin restaurar muy linda! Y unos túneles donde estaban distintos budas! Bastante bueno. Después nos fuimos a visitar el tempo Chedi Luang en el centro de la ciudad. Ya cansaditos y con calor apuntamos a los masajes! Recomendación de nuestro amigo local, Txili, obtuvimos un excelente Thai massage de una hora por 120 bath (3,5 usd). Desde ahí partimos en la motito a almorzar algo y hoy nos tocó CLAVARNOS. Es durísimo cuando comes y está todo medio pelo o hay algo que no te gusta para nada, pero bueno, sabemos que es parte de la diversión y hay que arriesgar con las comidas, sino no vale la pena. Justo ahí conocimos a una chica de Singapur con la cual estuvimos de nuevo en Pai (desde donde estoy escribiendo esto) y muy buena onda compartimos un almuerzo y algunas risas.
Terminado nuestro almuerzo poco apetitoso, pusimos el gps y arrancamos para una colina donde había varios templos! La subida es muy linda con varias curvas y un buen paisaje, cuando ya habíamos subido la mitad, llegamos al templo de Wat Pha Lat donde hay una cascadita y un pequeño río pero ahora está seco, sin agua. Hermoso lugar donde nos relajamos un buen rato y obtuvimos lindas vistas de Chian Mai. Seguimos viaje, frenamos en otros miradores y de repente CRASH.
Santiaguito se pensó que iba en una ferrari, venía con Lau atrás, y en una curva bien cerrada inclinó la moto de más y al sopi. Así fue como nos hicimos de unos raspones lindos! No nos pasó nada! Solo unas frutillas que ya se curaron. Le pedí mis sinceras disculpas a Lauri por el accidente y nos volvimos al hostel. Queríamos llegar a un templo que esta en la punta de la montaña que se llama Doi Su Thep pero teníamos que volver a limpiarnos las raspadas! Llegamos al hostel después de media hora y con Lau nos metimos en la ducha a lavarnos, estábamos los dos casi a los gritos porque nos ardía como la PM.

Esa noche llegaron dos lindas personitas chilenas que son amigas de Tincho! La Caro y la Cote! Estuvimos un rato charlando con ellas y me fui a dormir tempranito tomando mucha agua porque es es la mejor forma de curarse. Háganme caso, cuando tengan un dolor o molestia, duerman mucho, tomen mucha agua, comida de alta calidad nutricional y buenos pensamientos para curarse, ok? “La medicina” ya está adentro nuestro.

El viernes fue un día de relax, pileta, bloggeo. Fuimos a un mercado local espectacular para comprar nuestro almuerzo, nos emocionamos tanto que compramos también para la cena! Volvimos al hostel, preparamos nuestra mesita y a morfar como cerdos. Un día tranquilon!

La mañana siguiente los chicos se fueron a recorrer un cañadón con las chilenas y el templo de Doi Su Thep que no llegamos por la caída en la moto! Yo me comí un rico desayuno con pomelo, yogur casero, una rica botella de agua y arranqué al ciber para poder hacer limpieza de fotos y ordenamiento del blog para empezar a publicar las cosas. Estuve 7 hs metido, es mucho el tiempo que lleva eliminar fotos, terminar de escribir y acomodar las fotos, pero cada vez ya se me hace más fácil.

Esa noche cuando los chicos llegaron, decidimos ir a tomar algo, era sábado a la noche! Ellos comieron unos sandwich tostados del 7 eleven, yo esperé y tuve mi recompensa comiendo un hermoso Pad Thai de paradito mientras bailábamos en el bar! Nos tomamos una cerveza y ese lugar cerraba a las 12, de ahí todos van a Spicy, entonces hicimos dedo para que nos trasladen esas 12 cuadras! A Lau y a mí nos llevó EL personaje de la noche, la loca Naan, que estaba en su motito y nos cargó a los dos. Corrimos grave peligro de muerte, pero fue muy divertido. Entramos al bolichon, pasó media hora y apagaron la música! BUENISIMO 👌🏼. Seguimos a la manda y terminamos en un barcito bizzarro de pool que no valía la pena, ahí saludamos a Naan con tristeza de no volvernos a ver y arrancamos a dormirla 💤💤.

Domingo también fue un día de relax total pero con un hermoso logro, ya publiqué los primeros 12 posts del blog y tengo preparados varios más, después de otra inversión de 7 horitas de ciber. Nos juntamos en el medio con los chicos para ir a almorzar y decidir nuestro próximo destino, resulta que la decisión era ir en moto a hacer un recorrido de 8 días. Entonces alquilamos las motos, nos fuimos a cenar al sunday night market donde probamos de todo un poco y volvimos para terminar de organizar. Preparamos las mochilas para dejarlas en Chiang Mai y poder irnos con un pequeño bulto a hacer el recorrido, luego a dormir que tenemos que madrugar al otro día.

APARTADO INFORMATIVO:
Si estas en Chang Mai tenes que alquilar las motos en POP RENT (popcarrent.com) tienen muchas sucursales. A nosotros nos dieron 3 motos que tenían un mes aproximadamente de uso, súper simpáticos y amigables.
Como funciona el alquiler de scooters en Tailandia? En algunos lugares apenas las alquilas te piden que les saques fotos a los rayones que tiene o ellos tienen un papel con el dibujo de la moto y junto contigo van marcando los lugares donde tiene rayas o roturas. Entonces cuando la devolves, la revisan y si encuentran algo rayado/roto que no estaba, te van a cobrar y muchas veces el precio es arbitrario (son muy pocos los que en el contratito tienen los precios por los distintos daños). Obviamente que ellos tienen el poder porque no solo son locales sino que tienen en su poder tu pasaporte, requisito indispensable para poder alquilar. Los precios por rayas y roturas son casi siempre arriba de los 1000 bath, equivale a unos USD 30.
Como fue mi experiencia en este rental? Estaba apurado y dejé la moto frenada en un lugar con poquita pendiente y se cayó. La moto era nueva y estaba impecable cuando la alquilé. Se rayó en 3 lugares y se partió la punta del freno. Me imaginaba que iba a tener que negociar para pagar unos 1000 bath como barato, pero llegué a devolverla y sonriendo me preguntaron qué pasó que el freno estaba roto, les conté y no revisaron mucho más la moto y me cobraron solo 200 baths por eso, los pagué con todo agrado. Además nos atrasamos 2 días en devolver las motos, pero llamamos para avisar y nos cobraron solo los días extra al mismo precio, por más que en el contrato había una cláusula que había que pagar extra por cada hora de retraso. Es un placer encontrar lugares tan serios y amigables, los recomiendo 100%.

19 – Travesía de Phagnan a Bangkok

Nos tiramos en el piso en el ferry y a dormir y transpirar!
Llegamos de nuevo al puerto en tierra y arriba pulgares! Esta vez no tuvimos suerte. Es un puerto muy chico, donde solo entran y salen los que van en el ferry por lo que, una vez que se fueron todos los vehículos del ferry que llegó, tuvimos que lagar para ir hasta la ciudad más próxima. Teníamos una horita en mini van, suerte para mi que dormí todo el viaje.
Nos bajamos en una agencia de viaje, porque así están organizados, siempre los transportes te dejan en una agencia de viaje para que te vendan el próximo destino. Pero nosotros solamente le usamos el baño!
Emprendimos nuestra caminata para alejarnos de la ciudad y encontrar un buen punto para atraer la atención de nuestros futuros choferes. Nos levantó un amigo en camioneta roja y nos llevó hasta la ruta. Desde ahí nos levantó otro thai, le dijimos que ibamos a Bangkok y dijo ok, ok. Una vez más saltamos a la caja sin saber a donde nos iba a llevar, pero vamos con el mapa del celu entonces nos guiamos bastante. Resulta que este amable hombre nos llevó a la estación de colectivos, claro, para que vayamos a Bangkok. Porque nadie nos cree que podemos llegar a dedo! Asique tuvimos que caminar unas 5 cuadras de nuevo a la ruta! Pero por suerte ibamos en la camioneta con 2 pajaros que tenían enjaulados, asique fuimos deleitados con unos bellos cantos.
Al llegar a la ruta de nuevo nos llevaron dos chicos unos 20km y nos dejaron a la salida de una estación de servicio. Aprovechamos para comer ahí porque ya eran las 4 de la tarde! Hicimos un baño stop y en un nuevo hogar de sombra agitamos las manos hasta que frenó un buen hombre. Ya era tarde entonces sabíamos que ibamos a tener que parar en alguna ciudad intermedia. Chumpon es una ciudad de paso a Bangkok, asique se la nombramos a este hombre y nos hizo seña de que subamos. De nuevo en la caja de la camioneta, no sabíamos hasta donde ibamos a ir pero con la misma confianza de siempre, sabíamos que algo bueno iba a pasar. A Chumpon teníamos unas 2hs-2:30hs aprox de viaje. Después de una hora, frenó y nos dio un almohadón para que estemos más cómodos, no mediamos mucha palabra más que un par de “Kop Khun Kap” (muchas gracias) y seguimos viaje. Resulta que nos trajo a Chumpon, en la ciudad se bajó y con un rústico inglés nos preguntó a donde ibamos, le dijimos “bus station” y nos trajo a la estación de tren, lo cual fue equivocado a nuestro pedido, pero fue un acierto finalmente. Lo único que nunca vamos a saber es si él venía a Chumpon o solo nos trajo a nosotros, porque no pudo responder nuestra pregunta, fue otro hermoso encuentro en el camino, una persona que parecía 100% amabilidad y servicio.
Eran las 8pm entonces teníamos dos opciones, dormir en Chumpon o tomar un tren nocturo para no pagar la noche y llegar tempranito a Bangkok. Decidimos la segunda. Esta ciudad es muy pintoresca y estamos pasando unas hermosas horas antes del tren, comimos algo y ahora en frente a la estación estamos escuchando música en vivo, un deleite increíble. Dejo de escribir para pegarme una duchita en la estación y nos vamos.
Viajar en tren de larga distancia nos encanta, porque tiene una mística rara, algo que nos gusta. Nosotros sacamos el pasaje más barato, por lo que los asientos eran muy incómodos, los pueden ver en las fotos. Pero el viaje igual fue muy lindo! Vimos una luna gigantesca, completa y naranja desapareciendo en el cielo y fue el turno del sol generando un amanecer único! A pesar de los dolores musculares, fue un viaje hermoso y una nueva experiencia que se suma a nuestro corazón.
Llegamos después de unas 10 hs de viaje y aprendimos caminata hasta la zona que ya habíamos elegido para hospedarnos.

 

18 – Segunda Full Moon Party

Como ya les comentamos en el posteo anterior, conseguimos un viaje gratis desde Lanta hasta Surat Thani con el amigo de Aom. Salimos a las 11:30 aproximadamente y nos dejó en Surat Thani a las 4:15 aprox. Empezamos a caminar para una calle principal y con un nuevo PERFECT TIMING, encontramos un colectivo que se estaba yendo, frenó y en la oficina nos vendieron los últimos 3 asientos un minuto antes de partir.12910174_10156820130720523_1262796099_n
Me tuvieron que esperar a que cargue el termo con agua caliente, ya en el bondi le metimos dos sobrecitos de cafe 3 en 1 que veníamos trayendo, sacamos la tacita mágica y a disfrutar de un rico cafecito. Me tuve que sentar en el pasillo porque el asiento libre era del fondo y super incómodo, así que sentaditos los tres en fila charlamos de lo bien que nos están saliendo las cosas y el optimismo por lo que vendría.

Tratamos de dormir en el ferry pero no tuvimos mucho éxito. Duró 2:30 hs. Yo andaba con un dolor de garganta muy fuerte, las amígdalas muy inflamadas así que me tomé un par de tés. Llegamos a la isla y ya teníamos el pulgar arriba, pasó como media hora y nadie nos daba bola, estuvimos a punto de pagar un taxi cuando nos levantó una camioneta. Atrás iba un sudafricano y una canadiense que también los habían levantado. Llegamos a la playa de Haad Rin donde se hace la joda y en todos lados había que pagar 100 bath de entrada. Pero ya conocíamos los caminos así que evitamos todo tipo de control policial y no pagamos. Llegamos con las mochilas a la previa latina y los organizadores estaban medios atrasados entonces el ambiente estaba tenso para pedirles que nos guarden las mochilas, tomamos una birra y comimos una hamburguesa ahí mismo y al ratito le pedimos a la dueña del hostel si podíamos tirar las mochilas por ahí y nos dijo que si. Las dejamos atrás de una barra y ahí mismo nos cambiamos, la ducha la debemos, pero ya estábamos completos! Cumplimos todos los objetivos!
Fuimos a lo de nuestra amiga que nos vende el samsong y la cerveza barata y además nos regala los buckets para armarlos. A partir de ahí fue todo baile, canto y plenitud. No tenemos fotos porque guardamos los celus y gopro, pero ya vamos a encontrar de otros participantes y las subo.
Nos hicimos varios amiguitos y estuvimos dando vueltas hasta las 7:30 que nos cerraba el hostel y teníamos que sacar las mochilas, asique nos las cargamos al hombro y a caminar hasta la calle principal. Instalados en una sombrita seguimos haciendo dedo, sabíamos que el ferry salía a las 10 y teníamos media hora de camino hasta el puerto. Eran ya las 8:45 asique estábamos a punto de desistir con el viaje gratis y PUM!!!! Apareció un genio más en nuestro camino para llevarnos hasta el puerto, se sacó una foto con nosotros y acá va la que saqué con mi celu.

El día anterior habíamos decidido sacar el ferry de vuelta por las dudas que esté lleno y no consigamos lugar, pero no nos lo quisieron vender, nos dijeron que solo en Koh Phagnan lo podíamos comprar, nos pareció ridículo pero no nos quedaba otra. Cuando llegamos a Koh Phagnan nos olvidamos y eso fue un excelente acierto. Porque íbamos a sacar ferry para las 13hs y resulta que ya a las 9:30 estábamos en el puerto y nos tomamos el de las 10 am. Una vez más, los supuestos errores son en realidad aciertos!

17-Viviendo como locales en Lanta Again

Llegamos a Lanta en el ferry y nos estaba esperando Aom en el puerto! Nos llevó a su complejo y nos instalamos. Ella es dueña de 4 bungalows para alquilar y un quinto que es su casa. Cada bungalow tiene una cama matrimonial grande, aire acondicionado y un sofá que se hace cama, así que los tres entrábamos genial. Felices de tener camas muy cómodas y aire acondicionado, algo que no tuvimos durante más de dos meses. Además tiene una pileta con una vista increíble al mar y un barcito pequeño que lo trabaja un amigo de ella. También hay una recepción con sillones, mesas, una cocina (que es su cocina en realidad) y un cuartito con 3 camas. Solo hay wifi en la zona de la recepción, los bungalows no tienen.
En un bungalow chiquito viven Sou y Tima, una pareja de Birmanos que se encargan de la limpieza y orden de todo el lugar, y también vive el hermano menor de Sou.

img_7030-1
De izquierda a derecha: Sou, Tima, Poo

Transitoriamente, en el cuartito pequeño, viven de la recepción 3 personas: Poo, Tiger y Glam. Ellos 3 están trabajando en unos arreglos de un bungalow y también en la construcción de un pequeñísimo consultorio dental que Aom va a abrir. Le decimos los obreros pero con distinciones: Glam es el “maestro mayor de obra”, Tiger se encarga de los mandados y Poo es el chofer.Puede tener el contacto en Facebook buscando: Eyes Lanta Again. Si van a Lanta, no duden en disfrutar del ambiente único en la casa de Aom. https://www.facebook.com/Eyes-Lanta-Again-460680167447359/?fref=ts

 

Entonces llegamos y nos instalamos, era un lujo para nosotros. Nos juntamos cerca de las 8 y fuimos a cenar a un restaurante con los 3 obreros y Aom. DCIM100GOPROGOPR0571.Comimos excelente! Bien a lo thai: se pide un arroz para cada uno y después varios platos que se comparten. Comimos de todo un poco y muy abundante. De postre trajeron ananá y mango sticky rice, es mango cortado con una especie de arroz con leche pero con leche de coco, es un manjar. Aom nos explicó que eso fue cortesía del restaurant. Quisimos pagar pero no nos dejó, fuimos hasta la caja pero ella le dijo que no nos acepte el dinero, entonces negociamos pagar las cervezas futuras. Bien llenitos nos fuimos a la playa que queda a 3 cuadras y nos sentamos en Why Not bar a escuchar música en vivo. Todos se pidieron algo para tomar y nosotros pagamos esa cuenta. Fueron momentos muy lindos y muy cargados de emociones lindas! Estábamos compartiendo una mesita con los locales, con los cuales estábamos conviviendo mientras escuchábamos canciones espectaculares en vivo, porque el músico es un genio.

Vean el videito en el siguiente link: https://www.instagram.com/p/BC9bnD_zIwY/?taken-by=laureanomendezUntitled

Después hubo show de fuegos y de nuevo la música en vivo, a mí casi se me escapan unas lágrimas de alegría y asombro del lugar y con las personas que estábamos, que nos abrieron las puertas y fueron muy serviciales todo el tiempo.

Al día siguiente nos levantamos y a partir de ese día, todos los desayunos fueron increíbles, uno mejor que el otro, si no me creen vean las fotos. Licuado, tostadas, café de máquina de bar que aprendimos a usar, huevos revueltos, etc. Queríamos aprovechar estos días para borrar y subir las fotos a dropbox de todo el viaje y empezar con este blog. Entonces, como solo hay internet en la recepción, estábamos todo el día ahí sentados y charlábamos con los obreros y los birmanos cada vez que aparecían. Dije charlábamos, pero en realidad nos comunicábamos por señas y alguna palabra como good, ok y el siempre presente lenguaje coroporal. Era muy lindo estar ahí y ver las cosas que hacían, como se comunicaban, etc y sobretodo compartir, a pesar de la barrera del lenguaje!
Ese día Aom nos llevó a conocer el consultorio que estaba haciendo y fuimos al Old Town a almorzar. Entramos a una casa de familia y la atravesamos completa, y al final de todo había un deck de madera sobre el río con mesas, o sea, un restaurant. Solo fuimos con Poo que estaba oficiando de chofer ese día. Comimos un pescado crocante con ajo, un massaman curry, una ensalada de papaya, todo estaba increíble!
De ahí nos fuimos a tomar un cafecito a un lugar de café y artesanías muy lindo, donde pasaban música de fondo en español muy muy placentera.

Le dijimos a Aom que nos recomiende un lugar de maajes Thai y nos llevó de pasada a la vuelta, así lo conocíamos. Ahí las chicas de masajes se reían y cuchicheaban con Aom y nos hicieron masajes 2 minutos a cada uno, era como un tentempié.
Esa tarde hicimos el workout y cuando fuimos a la recepción, Aom tenía cocinados unos fideos con tinta y pedazos de calamar, y una sopa de ostras.IMG_6904 Nos preguntó si queríamos comer y le dijimos que sí, pero nunca entendimos si lo había cocinado para nosotros o era para ellos y nos lo dio, va a ser siempre una incertidumbre. Lo que pasa también, es que la forma en que transcurre una cena o almuerzo es totalmente distinta a la nuestra; ellos tienen cada uno su arroz y después comparten el plato que se cocinó, ya sea sopa o mix de verduras o carnes, etc. Y van comiendo de a poco, cuando crees que no comen más, capaz que uno se levanta y cocina algo mas y siguen comiendo. Es muy raro. Pero bueno, como teníamos esa duda les preguntamos si querían que compremos algo en el 7 eleven (cadena de minimercados que esta en todas partes de Asia) y nos dijeron que si, unas papas fritas y una cerveza. Les terminamos comprando un par de cervezas, unas papas y un chocolate para Aom. Había dos chicas en un bungalow y se sumaron a la cerveceada. Ese día era half moon party en un barcito y decidimos ir con las chicas a probar suerte, pero nosotros no queríamos pagar un taxi hasta allá, entonces nos ofrecieron que usemos su moto y vayamos nosotros 3 y ellas se pagaban un taxi. Nos vino bárbara la propuesta pero Aom nos dijo que no había taxi, asique tuvimos una contraoferta mucho mejor: Aom me prestó el auto. Así fue como manejando con el volante en el lado derecho, nos subimos los 5 y arrancamos; las chicas pagaron la nafta y llegamos al barcito.

El bar en la playa esta buenísimo pero la fiesta una cagada, era música electrónica in-bailable y poca gente, pero la aventura del auto lo había echo genial. Estuvimos un rato y nos fuimos a dormir.
Al otro día nos levantamos a las 8 para desayunar con Aom porque sabíamos que ella se iba a Krabi a hacer unos trámites y volvía al otro día a la noche. Nos dejó encargado el manejo de los bungalow por si llegaba gente. ¿Que significaba? Solo teníamos que charlar y decirle los precios si aparecía alguien, luego Sou y Tima los llevarían a mostrar el bungalow, y teníamos que cobrarle a los que se fueran. Entonces ahí estábamos de managers por dos días porque el resto no hablaba nada de inglés. Antes de irse nos trajeron una moto que Aom alquiló para que nos podamos mover por la isla, pero le exigimos que nosotros la pagábamos.
Ese día nos fuimos en las motos al puerto, donde estaban los mejores supermercados y tiendas. Averiguamos todo para imprimir unas fotos y darle un regalo a Aom cuando nos vayamos y también compramos cosas para los próximos días.
Esa noche hicimos unos pollitos con cebolla y huevo, y le agregamos unos fideos que estaban en la heladera y se iban a poner feos.

Día siguiente desayuno furioso y le cobramos a las chicas que se iban. Estuvimos todo el día con el blog. Aom llegó esa noche.
Al otro día temprano desayunamos unos pollos con arroz y un mix de arroces dulces (uno con coco, otro con banana y el tercero con huevo y azúcar) cortesía de Aom, más un licuado y cafecito. A la tarde fuimos a un mercado y compramos pescados, frutas y verduras. Volvimos a la casa y nos enseñó a hacer curry verde, también limpiamos un pescado grande, lo cortamos y lo pusimos en aluminio con manteca y ajo, a la parrilla! Tiramos unas zanahorias y cebollas en aluminio y pusimos morrón con huevo. Que mejor que esa cena? La de la noche siguiente y la posterior, también.

Te cuento que hacía Aom, cuando nos veía que nos gustaba algo, ella nos compraba lo mismo. Por ejemplo, un día compramos una papaya y bananas para hacer licuado, entonces cuando se estaba por acabar la papaya nos compró 2 más enteras y unas bananas; otro día compramos 3 ananás y ellos nos las pelaron y trozaron para que nosotros no tengamos que hacer nada y cuando se acabaron compró dos ananás mas. Igualmente era todo compartido, estaba en la heladera y ellos comían cosas que nosotros comprábamos y nosotros cosas que compraban ellos. Lo que si sucedía es que Aom nos diferenciaba del resto, casi todas las comidas compartíamos la mesa y algunas cosas pero era un menú nosotros y un menú diferente para ellos.Por ejemplo hacíamos dos pescados a la parrilla, uno para ellos y otro para nosotros; otro día nos hizo arrolladitos primavera y fish balls fritos, una salsa de massaman para mojar pancito y tiramos unas patitas de pollo a la parrilla, ellos se hicieron unos chorizos a la parrilla y unas patas de pollo también. 

Parte de la diferencia la hace por la cultura culinaria, donde ella piensa que hay cosas que no nos van a gustar tanto y entonces nos occidentaliza un poco, pero por otro lado sentíamos que nos daba más cantidad y calidad de comida a nosotros.
Un atardecer en el mar la conocímos a Arikia, una neoyorquina que hace 3 años vive en distintos lugares del mundo como escritora freelance. Ese día charlamos un poquito y le dijimos que cuando quiera pase por la recepción que estamos ahí siempre. Me dio un poco de manija para meterle más inversión en horas a este blog! Gracias!
Al otro día vino a mediodía, nosotros le comentamos que teníamos que ir al puerto a imprimir unas fotos y comprar un cuadro para el regalo de Aom y ella nos dijo que se prendía a ir con nosotros, nos vino al pelo porque eramos 3 y teníamos una sola moto que no se bancaba 3 personas. Ella trajo su moto y fuimos dos y dos. Hicimos las compras necesarias, imprimimos las fotos y contentos fuimos a comer un chicken curry a long beach donde estuvimos la primera vez en esta isla.
Esa noche estábamos decidiendo si al otro día íbamos a la full moon party, no teníamos comprado ningún ticket para llegar hasta allá y había algunas indecisiones. Por lo pronto solo decidimos que a las 8:30 íbamos a desayunar con Aom,  pero yo me iba a pescar con We a las 5:30 esperando volver para las 8:30. Cenamos un pescado que hicimos a la plancha y ellos hicieron un pescado distinto a la parrilla y nos imitaron poniendo zanahorias y cebollas a la parrilla en aluminio. También pusimos alguna patita de pollo y una salsa de massaman para darle un gustito. Estaba un amigo de Aom que vino de Bangkok para trabajar con ella en el consultorio, vino por dos días y cenó con nosotros, también estaba una amiga que la vino a visitar, es una de las que estuvo en el casamiento que asistimos con tincho. Le dimos el cuadro a Aom y todo fue jolgorio. Dejamos las mochilas listas por si nos íbamos a la full moon y a dormir.

La mañana siguiente me levanté a las 5 am, pasé a comprarme la siempre presente leche de soja y un turroncito de semillas de sésamo, desayuné en la playa mientras lo esperaba a We, todavía era de noche. We es un pescador local que lo vimos mientras esperábamos unos fideos que compramos, lo saludamos y como lo vimos con cañas de pescar le preguntamos si podíamos pescar algún día con él, aceptó a regañadientes pero cuando seguimos charlando resultó ser amigo de Aom entonces eso lo hizo más permeable y ella nos coordinó la cita pesquera.
La madrugada estaba hermosa, no había nadie en la playa más que esa quietud inconfundible del amanecer. Llegó We y con un kayakcito nos acercamos a su pequeñísimo bote y emprendimos el viaje, el guacho va a zona de parque nacional temprano porque los guardaparques están durmiendo, pillin.  Vimos un amanecer impecable desde el barco. Pero de pesca no hubo noticias, el mar estaba bastante movido y no pescamos nada! Según él, era luna llena y el mar estaba turbulento entonces no había peces. Así que nos volvimos rápido, y charlando me dijo que no tenía otro trabajo, solo pescaba y vendía eso, pero que pescaba una vez por día. Algunos Thai son demasiado vagos. Después voy a hacer un posteo sobre los comportamientos Thais para mayor detalle.

Volvimos a las 8am y me fui para el bungalow, Lauri ya estaba preparando el desayuno y con Tincho terminamos los últimos detalles del empaque de la mochila!
Nos encontramos en la recepción con Aom mientras preparábamos el desayuno y le dijimos que nos íbamos, nos decía que nos quedemos un día más y blabla pero le explicamos que la full moon era justo esa noche, etc. A las 9 am abrieron las agencias de viaje y fuimos a preguntar y todo estaba carísimo, un 50% más de lo que salió cuando Lauri y el Refi lo pagaron para la primer Full Moon. Entonces mientras desayunábamos le contamos a Aom y estábamos decidiendo que hacer, porque no queríamos gastar tanta plata. Ella se tenía que ir al consultorio que estaba construyendo, para charlar con el amigo que vino desde Bangkok. En el medio de nuestra charla sobre la decisión de ir o no, Lauri se fue en la moto a buscar alguna agencia más barata y al ratito sonó música en nuestros oídos: resulta que el amigo que vino de Bangkok iba hasta Surat Thani y dormía ahí para manejar hasta Bangkok al otro día. Aom le preguntó si nos podía llevar y dijo que sí, así que mejor plan IMPOSIBLE! Nosotros teníamos que ir a Surat Thani y de ahí tomarnos un cole o dedo al puerto de Donsak desde donde sale el ferry.
Ellos se fueron a tener su reunión de negocios, nosotros terminamos las mochis, nos bañamos y el chofer Poo nos llevaba hasta el consultorio y de ahí viajábamos. Mientras nosotros terminábamos las mochilas, se pusieron a lavar el auto, era como que lo tenían que tener limpio para llevarnos, son increíblemente hermosos estos muchachos.
Fuimos a la recepción con las mochis y nos empezamos a despedir de todos, nos sacamos varias fotos y le dimos a la pareja de Birmanos, Sou y Tima, unos cuantos baths de regalo, porque les queríamos dar algún presente y Aom nos dijo que lo mejor era plata porque ellos mandaban a su familia lo que podían ahorrar. Nos fuimos re contentos al sentir el cariño con el que nos saludaron y las sonrisas que nos regalaron, es que después de una semana conviviendo y compartiendo todo, se generó un vínculo muy lindo! Yo, y creo que los chicos también, nos encariñamos mucho! Eran personas demasiado buenas y serviciales, pero con vocación, no por la obligación de cumplir. Es más, en alguna charla con Aom ella nos decía que cuando empieza a trabajar con alguien no le importa si es el mejor o no en su actividad, sino que ella busca gente en la que confía, y eso se notaba!

Nos subimos al auto y Poo nos llevó hasta le consultorio. Ahí le regalé el gorro vietnamita que me había regalado Ani y fue una decisión perfecta. Apenas se bajó del auto se lo puso y tenía una cara de contento espectacular. Poo para nosotros es el más buenito, mas servicial y mas colaborador. Llegamos y la esperamos un rato a que termine de charlar y organizar el trabajo en el consultorio, cuando terminaron le dimos unas últimas fotos que habíamos impreso y le escribimos unos mensajes atrás! Se emocionó y decía que la íbamos a hacer llorar. Ahí nos despedimos, fue muy emotivo verla tan contenta.
Así culminó una etapa del viaje totalmente enriquecedora, que nos llenó el alma, y arrancó nuestro camino para la segunda full moon party, donde vamos a llenar unos vasos! Chusmeate como sigue esto!